RSS

Archivos Mensuales: febrero 2012

Todos Aman por Igual Por Joan Garriga

Lo que parece claro es que, a pesar de las diferencias, hombres y mujeres aman por igual, son adultos por igual, exponen su corazón por igual, desean el bienestar, la comprensión y la confianza por igual… Aunque son diferentes desean lo mismo, pero de distinta manera: las mujeres están más dotadas de recursos emocionales y afectivos, los hombres de recursos racionales y de acción.

Los brazos del amor y la entrega son múltiples y variados, y su conjunto crea una totalidad necesaria y hace que cada quién aporte su especialidad. En cada hombre de hoy viven cientos de hombres anteriores, padres, abuelos, bisabuelos, y muchos otros. En cada mujer, muchas otras, madres, abuelas, bisabuelas, y muchas más.

Sucede que algunas madres, abuelas y otras sufrieron el yugo explotador, desconsiderado y machista de sus maridos y no pudieron ejercer la libertad de vivir su enojo y reorientarse y separarse si lo deseaban. Sucede que algunos hombres anteriores se hicieron culpables de dominación y explotación de sus mujeres. Son ecos del pasado que aún nos impregnan en nuestra realidad actual. Y sucede que hoy en día algunas mujeres están enfadadas en nombre de sus anteriores y algunos hombres están culposos y asustados en nombre de sus anteriores. Algunas mujeres vengan a sus abuelas con su enfado hacia sus parejas actuales.

Algunos hombres expían las culpas de sus anteriores debilitándose y empequeñeciéndose hasta estallar con sus parejas actuales. Y la guerra entre sexos y sus luchas de poder se perpetúan. Con el resultado de violencia, fatalidad y desdicha que todos conocemos desgraciadamente.

¿Qué ayuda? Que el pasado pueda quedar como pasado, dignificado con nuestra buena mirada y con el pleno respeto hacia aquello que fue vivido tal como fue y por los que lo vivieron tal como fue para ellos. Y ayuda mirar el presente con alegría y gratitud. Y nada hay más irresistible para un hombre que el genuino respeto y la sincera sonrisa de una mujer y nada más irresistible para una mujer que ser respetada como mujer y amada tal como es, incluyendo su misterio. De hecho el regalo más bello que alguien nos hace consiste en amarnos como somos y el mejor regalo que podemos hacer a alguien consiste en amarlo tal como es.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en febrero 29, 2012 en Alma, conciencia, consciencie, Salud

 

Las energías curativas del agua Charlie Ryrie

El agua es un espejo de la sociedad, refleja todo lo que ponemos en ella. En este momento, el agua de Gaia refleja muchas veces una sociedad enferma, contaminada y degradada por nuestras acciones.

Cuando los astronautas contemplaron por primera vez nuestro acuoso planeta desde el espacio, vieron una esfera cubierta de vapor de agua en cambio permanente. Si amplías suficientemente una gota de agua podrás ver esos mismos cambios actuando dentro de ella. No podemos comprender el flujo de un arroyo mirando de manera aislada cada una de sus facetas físicas, químicas, biológicas y geológicas—, porque cada una de ellas afecta a las demás, todas están interrelacionadas. Tratar de comprender el agua analizando sus aspectos es como intentar formar una imagen con fragmentos sin tener ni idea de la figura global.

Algunas culturas anteriores a la nuestra parecen haber comprendido el agua mucho mejor que nosotros en la actualidad. El agua pura, por ejemplo, siempre ha sido considerada un tesoro: los antiguos chinos guardaban el agua de los glaciares en jarrones de jade; los incas y los aztecas ponían el agua en jarras de obsidiana; los médicos brujos de África utilizaban cristales de cuarzo.

Actualmente, la ciencia moderna reconoce que los minerales de estos contenedores afectan al agua porque sus grandes concentraciones de sílice permiten que conserve su estructura e impiden que se contamine o debilite. Pero los pueblos antiguos no tenían que analizar el agua para conocer estas propiedades; ellos sabían que poner agua en ciertos recipientes la mantenía sana y pura. Sabían que el agua, que está en movimiento constante, afecta y es afectada por todo lo que se mueve a su alrededor. No necesitaban herramientas científicas para reconocer que el agua recoge, almacena y transfiere información o energía física y vibracional en su movimiento.

Si lanzas un palo a un estanque de aguas tranquilas, si se posa un insecto, si un pez asoma la cabeza o se sumerge un pato, la superficie del agua se altera momentáneamente. Aparecerán una serie de ondas que se irán expandiendo, estando más definidas en el centro y difuminándose a medida que se alejen hasta desaparecer. Las ondas son vibraciones que resuenan a distintas frecuencias dentro de la masa de agua y transportan mensajes desde el punto de la alteración hacia la totalidad mayor. Son canales de energía que cambian la cualidad energética del agua que las rodea.

Todo esto resulta obvio cuando lo vemos ocurrir; sin embargo, en el amanecer del tercer milenio, pretendemos que el papel del agua como canal de información vibracional es algo reciente y no un descubrimiento muy antiguo. Estamos empezando a ver la vida como el resultado de ciertas vibraciones asociadas con fenómenos de resonancia y campos magnéticos. El agua es el canal que permite la transmisión de información vital en cada intercambio celular y extracelular. En este siglo, el agua podría volver a ser uno de los mejores «remedios universales». Pero para redescubrir su potencial curativo tenemos que tratar de comprenderla.

El agua en la antigüedad
El agua era esencial dentro de la filosofía médica clásica del antiguo Egipto, de India y China, así como de Asiria y Grecia, todas ellas culturas que vinculaban al individuo con el cosmos, viendo su interrelación y mutuo reflejo. En la tradición china, el agua es la clave de los cinco elementos: la madera se crea del agua, que favorece el crecimiento de la materia vegetal; el fuego es avivado por la madera; la tierra procede del fuego; el metal procede de la tierra; y el agua surge del metal (condensación). Se consideraba que el agua vinculaba los cinco niveles de la existencia humana: físico, vital energético, emocional, mental y espiritual. El agua nos afecta físicamente, emocional y mentalmente; es el fluido vital que permite el libre flujo de las energías. Sin agua sana, no podemos estar sanos.

El más elevado de los elementos
Los antiguos griegos veneraban el agua como medio y posibilidad de todo cambio elemental, el más elevado de los cuatro elementos con los que se creó el mundo. El agua era crucial en los sistemas mágicos y alquímicos, cuyos elementos principales eran el fuego y el agua. El fuego no se percibía como la llama tangible, sino como algo más sutil, algo parecido a la electricidad. La forma densa del agua física está representada por los ríos, arroyos y océanos; pero en la alquimia, la forma sutil del agua es el magnetismo. Actualmente estamos empezando a reconocer la importancia de la electricidad y del magnetismo para la salud, algo que los antiguos sistemas de conocimiento simplemente sabían. Y estamos empezando a aprender —o reaprender- el papel del agua en la transmisión del electromagnetismo.

Nuestra desconexión del mundo que nos rodea ha sido un proceso gradual a lo largo de los siglos. Una devoción cada vez mayor a cierto tipo de racionalidad nos ha hecho sospechar del reino religioso o espiritual, y desconfiar de cualquier cosa que no pudiera probarse aplicando las leyes científicas lineales.

Para aquellos que aún están limitados por la necesidad de probarlo todo científicamente, uno de los logros más apasionantes de la ciencia moderna de finales del siglo XX es su capacidad de explicar los poderosos efectos de las antiguas prácticas. La ciencia empieza a reconocer niveles de energía más sutiles, como los campos electromagnéticos que nos rodean, las frecuencias energéticas que recorren nuestros cuerpos y las vibraciones que afectan a nuestros procesos vitales. De la misma forma que las vidas pasadas del agua afectan a su vida actual, las antiguas interpretaciones de los poderes del agua a menudo nos ofrecen claves para comprenderla en el presente.

El agua es un espejo de la sociedad, refleja todo lo que ponemos en ella. En este momento, el agua de Gaia refleja muchas veces una sociedad enferma, contaminada y degradada por nuestras acciones. Pero podemos cambiar este reflejo. Este artículo es una invitación a recuperar la magia del agua y de la vida. Si apreciamos el agua y la tratamos adecuadamente, el resultado inevitable será la salud.

Propiedades del agua
El movimiento es uno de los factores que más afectan a la energía del agua, siendo la temperatura el otro. La inercia termal es una propiedad del agua por la que su temperatura apenas varía ante pequeños cambios en la temperatura ambiente. Pero pequeños cambios en la temperatura del agua pueden conllevar cambios drásticos en su forma de comportarse. Un cambio de una décima en la temperatura de nuestro cuerpo puede afectar seriamente a su comportamiento e indicar el principio de una enfermedad; asimismo una pequeña diferencia en la temperatura del agua puede tener consecuencias muy importantes sobre su salud y vitalidad. El agua es, literal y figurativamente, la sangre de la Tierra.

El agua fresca es la que se mueve más rápido y llega a su punto de máxima densidad justo antes de empezar a congelarse. El agua está en perpetuo cambio; cambia, por ejemplo, al pasar de un valle cálido y soleado a una zona boscosa y umbría. El agua más energética es la que procede de fuentes frescas y sombrías. La temperatura en el centro de un vórtice es más fría que en su parte externa: el agua fresca es la más viva y receptiva para captar y trasmitir información a la masa líquida que la rodea.

No podemos separar las características físicas y sutiles del agua. Todas ellas son parte integrante de su fuerza de vida. Al agua le afecta la información física. El movimiento y el ritmo que dan al agua su energía le permiten transportar información en forma de materia física y vibraciones de los reinos físico y magnético. Todas sus características son relevantes y están interrelacionadas. Cuando entendemos la naturaleza del agua, nos damos cuenta de la enorme importancia de beber agua de calidad que pueda recibir y transmitir información física y energética a nuestro cuerpo para mantenerlo sano.

Fuentes de agua sana
El agua sana necesita una serie de sales minerales y elementos residuales tanto para mantenerse sana como para nutrir el cuerpo humano con su composición química y eléctrica. El agua potable desmineralizada puede producir problemas de salud; el agua potable con un exceso de minerales también puede causarnos problemas. Todos necesitamos abastecernos de agua sana y equilibrada.
La calidad del agua depende de diversos factores, en particular de en qué punto de su ciclo la utilizamos. La mayor parte del agua que empleamos puede clasificarse en seis tipos: agua destilada, agua de lluvia, agua juvenil, agua de superficie, agua del subsuelo y agua de manantial. El agua marina, que forma el 97% de toda el agua terrestre, no puede emplearse de manera inmediata en los aparatos domésticos (aunque las plantas de destilación pueden ayudar a algunos países con problemas de abastecimiento).

El agua destilada es el «agua pura» de los científicos. No se encuentra en la naturaleza y no contiene ningún material disuelto. Es la base de los remedios homeopáticos ya que es sólo agua, sin ningún añadido. Su pureza indica que tomará todo lo que tenga a su alcance, y tratará de absorber nutrientes y minerales allí donde los encuentre. No es muy buena idea beberla en grandes cantidades porque puede extraer de tu cuerpo algunos nutrientes vitales, residuos minerales y otros elementos. Puede utilizarse ocasionalmente como purgante para eliminar el exceso de toxinas corporales.

Al agua destilada a veces se le denomina «inmadura», ya que carece de las energías sutiles que aportan e imparten salud: no tiene historia, ni recuerdos de glaciares, lagos rocosos, rápidos y cascadas, meandros, minerales terrestres, luz solar o lugares sombríos, o cualquier otra influencia que pueda afectar a su salud.

El agua de lluvia es otra agua inmadura, inadecuada como agua potable a largo plazo, aunque es preferible al agua destilada porque contiene algunos minerales absorbidos de los gases atmosféricos y partículas. El agua de lluvia no tiene vida al caer al suelo, pero enseguida empieza a gotear en movimientos espirales alrededor de las rocas subterráneas y se va encontrando gradualmente con una temperatura cada vez mayor al profundizar en la tierra; en algún momento comienza a filtrarse hacia arriba, siempre en espiral, reuniendo iones minerales y fuerza de vida hasta que encuentra la luz. El agua de lluvia puede llegar a ser bastante tóxica: todos hemos oído hablar de la lluvia ácida, en la que el agua capta los contaminantes químicos nocivos del aire y los distribuye, pero su falta de vida y de energía vital es todavía más crucial.

El agua juvenil emerge de las capas profundas del subsuelo, quizá en forma de géisers. No ha madurado atravesando el suelo y carece de los minerales que dan calidad al agua potable.
El agua superficial corre por la superficie y acaba siendo almacenada en pantanos y presas; contiene algunos minerales y sales que ha acumulado en su contacto con el suelo o que ha atrapado en la atmósfera. Suele ser de mala calidad, en parte porque el agua se deteriora cuando se almacena en reposo y queda expuesta a la oxigenación del aire y a los rayos del Sol. El agua de superficie también suele verse afectada negativamente por la deforestación y el excesivo desarrollo urbano; ambas circunstancias alteran los patrones y ritmos de los cursos de agua; el agua corre por las superficies compactas y deforestadas sin seguir su patrón preferido de fluir suavemente, lo que le permite recoger y almacenar informaciones físicas y de otro tipo por el camino. La mayor parte del agua potable es agua superficial o agua del subsuelo.

El agua del subsuelo suele ser mejor para beber porque viene de las capas profundas del subsuelo, llega a la superficie a través de diversos pasadizos y corrientes subterráneas, va madurando a medida que viaja y contiene residuos de muchos elementos. Actualmente parte del agua del subsuelo puede estar contaminada por restos de productos químicos.

El agua de manantial es la de mayor calidad, particularmente si mana de manantiales de montaña. La mejor agua de manantial tiene un color azulado y emite destellos; contiene muchos minerales disueltos, tiene un sabor delicioso y es muy saludable. Si te abasteces de agua en un manantial, asegúrate de hacer un seguimiento regular del nivel de contaminación que pueda tener a causa de las prácticas agrícolas modernas.

______________

Texto de Las energías curativas del agua, Gaia ediciones.

Charlie Ryrie es escritora y editora especializada en temas medioambientales. Es una activa promotora de campañas para preservar los recursos acuáticos y fundadora de una asociación que enseña a emplear las múltiples cualidades del agua.
Publicado el 26 Dic, 2011

 

Entrevista Bruce Lipton: “Los pensamientos positivos y el placebo curan” Montse Cano por la Revista Nuevo Mundo

Investigador celular de prestigio, asegura que las creencias y el medio ambiente definen nuestra salud.

Ha conseguido aunar ciencia y espíritu. No es poco mérito, sobre todo si tenemos en cuenta lo alérgicos que son muchos científicos a los temas trascendentales. Pero Bruce H. Lipton es un investigador valiente y también un gran comunicador. Recorre medio mundo de conferencia en conferencia haciendo accesible a todos la llamada “nueva biología” y lo hace con increíble pasión.

Como biólogo, lleva décadas estudiando las células y ha llegado a la conclusión de que los genes no son la clave de la vida, como asegura la élite científica. ¿En qué no está de acuerdo?

Empecé mi carrera dando clases en la Universidad. Estaba enseñando que los genes controlan la vida, pero tenía un problema con este tipo de enseñanza. Según las teorías genéticas que conocemos, nosotros no elegimos nuestros genes. Si no nos gustan nuestras características, no podemos cambiar nuestros genes. Por tanto, si los genes controlan la vida, nosotros carecemos de ese control y entonces somos unas víctimas. Eso significa que, si hay casos de cáncer o de diabetes en nuestra familia, nosotros no podemos hacer nada: soy una víctima y no puedo cuidar de mí mismo, necesito que otros me cuiden. Son las empresas farmacéuticas las que dicen que van a curarme y pagamos mucho dinero para ello. Y es verdad que la medicina hace milagros, pero solo en traumatología, porque si tengo un accidente, me hace falta otro corazón, me he roto una pierna, es ahí donde es efectiva la medicina. Si preguntas a un médico cómo funciona el cáncer, la diabetes, la artritis… cómo funciona la enfermedad, no lo sabe. Conoce la práctica, pero no tiene respuestas.

¿Los medicamentos pueden ser más peligrosos de lo que creemos?
Nos dan medicamentos para la enfermedad, pero esto causa muchos problemas en el cuerpo. Porque esta medicina basada en la farmacología no entiende cómo está interrelacionada toda la bioquímica del organismo. Simplemente, meten la sustancia química en el cuerpo, pero las relaciones dentro del organismo humano son muy complejas. Cuando tomo una pastilla química y la introduzco en mi cuerpo, no solo afecta a aquel lugar donde tengo el problema, sino que afecta a muchas otras cosas a la vez. Son los llamados “efectos secundarios”. Pero, en realidad, no son secundarios sino directos. No entienden que el efecto de las drogas no solo crea un efecto sino múltiples. Según las estadísticas en EEUU, ¡los fármacos matan allí a más de 300.000 personas cada año! Y esas personas son muchas más que las que mueren por tomar drogas ilegales. Hay algo que no funciona en la ciencia médica, porque están matando mucha más gente de la que están ayudando. No saben cómo funciona el cuerpo ni las células. No quiero ser muy duro con la medicina, porque hace cosas muy buenas, pero solo en traumatología.

En 1967, hace 44 años, estaba trabajando con células madre. Algunos piensan que la investigación con células madre es reciente, pero yo ya trabajaba con ellas en los años 60. Fui un pionero porque en esa época había muy poca gente trabajando en ello. Y un experimento que hice en esa época cambió la idea que tenía del mundo. Puse una célula madre en una cápsula de petri y, como cada diez horas se divide en dos, al cabo de dos semanas, tenía miles de células, todas idénticas. Luego cogí algunas de ellas, las coloqué en otra cápsula y cambié el entorno celular. Cambié la química en esa cápsula y ahí formaron músculo. Después, cogí otras de la primera cápsula y las puse en un entorno diferente, y se formó hueso, y otras se convirtieron en grasa al volver a cambiar el entorno. Entonces, la pregunta es muy sencilla, ¿qué controla el destino de las células? Todas eran idénticas, lo único que era diferente era el entorno. Cuando cojo células sanas y las coloco en un entorno nocivo, las células enferman y mueren. Si un médico las mirara, diría: “¿Qué medicina hay que darles?” ¡Pero no hace falta ninguna medicina! Les cambias el entorno nocivo, las colocas en uno sano y saludable y las células sanan. Esto demuestra una cosa muy sencilla: el destino de la célula refleja lo que está ocurriendo en el entorno. Cambia el entorno y entonces cambiarás el destino. Eso de que los genes son los que controlan la vida es un cuento. Es el entorno el que la controla. Los humanos somos una comunidad de 50 trillones de células, por tanto, la célula es el ser viviente y la persona es una comunidad. El humano es una cápsula de petri cubierto de piel. ¡Es verdad! Dentro de mí hay 50 trillones de células y el entorno celular para nosotros es la sangre, por ello la composición de la sangre cambia el destino de la célula.

¿Y qué controla la química de la sangre dentro del cuerpo?
El sistema nervioso. ¿Y qué química crea el sistema nervioso en la sangre? Pues depende del sistema exterior. La célula y el ser humano son la misma cosa. Por ello, si pongo al ser humano en un entorno nocivo, igual que la célula, también enferma. Si lo trasladas a un entorno sano, entonces sana. Por tanto, la medicina culpa a las células por la enfermedad y trata de cambiar la química de las células, pero ese no es el problema, el problema es el entorno. Y si cambias a la persona de entorno, sin medicamentos, el cerebro cambia la química. El cerebro de la célula y el de la persona leen y entienden el entorno. Pero hay una diferencia: la mente interpreta. Y así puede suceder que estemos en un entorno muy sano, pero si la mente lo lee como un entorno negativo o malo, crea una química que hará a mi cuerpo enfermar. La diferencia entre la célula y el ser humano es que este tiene una mente que hace una interpretación y la célula lee el entorno directamente. Si metes un programa con errores en la mente, entonces la química que genera no está en armonía con la vida. Y esto nos sirve para entender cómo funciona un placebo. Cambio mi creencia y pienso que esto me va a sanar, tomo una píldora porque creo que esto me va a traer salud, y me mejora y me sana, pero la píldora podría ser de azúcar, en realidad no ha hecho nada, han sido mis creencias. Y a eso lo llamamos pensamientos positivos y efecto placebo.

Pero los científicos desprecian el efecto placebo y el poder de la mente 
para sanar.
Sí, tienes razón. ¿Eres consciente de que hay más de una manera de hacer energía sin tener que depender del petróleo? Pero seguimos dependiendo del petróleo porque no interesa el cambio a los que controlan la energía. Lo mismo pasa con las empresas farmacéuticas. Venden fármacos y ¿poder sanar sin fármacos es bueno o malo para la industria farmacéutica? No quieren que sanes sin comprar sus fármacos. ¿Se puede poner energía en una cápsula? Si fuera así, las farmacéuticas intentarían vendértela. Si puedo sanar sin usar medicamentos, la industria que los produce no gana dinero. Deberíamos poder decir que la ciencia está separada de la industria farmacéutica, pero no es así, porque con el dinero de esta se está pagando el desarrollo de la ciencia, y ese dinero solo va esos estudios que dicen que las drogas funcionan. El dinero controla la ciencia.

Explíquenos cómo funciona ese poder que dice que tiene la mente para la autocuración.
He hablado de que la mente controla: si piensa de una manera, se va en una dirección y, si piensa de otra, se va en otra. Por ejemplo, cierro los ojos, los abro y veo a alguien a quien amo. Entonces mi cerebro segrega dopamina, oxitocina, etc. Lo puedo sentir en mi cuerpo, puedo sentir el amor, y esa química trae salud a las células. Por eso, quien se enamora se siente tan bien. Pero si abro los ojos y veo algo que me asusta, segrego hormonas del estrés. Y estas hacen dos cosas. La primera es que frenan el crecimiento del cuerpo. Porque si me está persiguiendo un león, necesito toda la energía para poder escaparme, y mi organismo apaga todo lo que no sea imprescindible para correr más rápido, así que se paraliza todo lo que tiene que ver con el crecimiento. La gente no lo sabe, pero tienes que crecer todos los días, porque, si no, te mueres. Cada día cientos de billones de células mueren y tienes que ir produciendo nuevas. Cada tres días, el sistema digestivo renueva sus células, pero si se intefiere con ese crecimiento, entonces no puedo estar sano porque estoy perdiendo demasiadas células al día, por eso la quimioterapia hace que se caiga el pelo y crea problemas de digestión, porque mata todas las células, no solo las del cáncer. La segunda consecuencia de las hormonas del estrés es que se cierra todo aquello que usa energía, y el sistema inmunitario usa muchísima energía: cuando estás enfermo te sientes muy cansado porque tu energía la está usando el sistema inmunitario. Si estoy huyendo de un león, deja de funcionar. Simple. Las hormonas del estrés apagan el sistema inmunitario, incluso la medicina usa este efecto en algunas ocasiones. Por ejemplo, si me trasplantaran un corazón, mi sistema inmunitario lo rechazaría. En esos casos, los médicos dan hormonas del estrés y eso impide que funcione el sistema inmunitario. Es tan claro que suprime el sistema inmunitario que lo usamos como un medicamento. Cuando la persona está bajo estrés, afecta de dos maneras: la primera es que deja de haber crecimiento y la segunda es que se apaga el sistema inmunitario. De esta forma, virus nocivos pueden atacarme fácilmente. Cuando estás bajo mucho estrés, te enfermas. Y debo decir que, si tomamos una muestra de sangre de cada persona, descubrimos que todos tenemos células cancerígenas. Las tenemos siempre, pero si está funcionando el sistema inmunitario, no pueden crecer. Una vez que se apaga el sistema inmunitario, proliferan. Es como el resfrío: no tienes que coger el virus, ya lo tienes dentro. Son organismos oportunistas. El 90% de la gente que va al médico es debido al estrés, y también el cáncer funciona igual.

Usted insiste en sus libros en que la medicina convencional tampoco tiene en cuenta los campos energéticos.
Como decía, la primera razón por la que la medicina de hoy es cuestionable es porque los médicos no saben cómo funcionan las células. La segunda es que la medicina está basada en la física de Newton. No reconoce la energía, esa parte invisible, las señales electromagnéticas. Pero, a principios del siglo XX, apareció la física cuántica, que dice que todo es energía, lo que podemos ver y también lo invisible. Si miras dentro del átomo, hay electrones, protones, neutrones. ¿Y qué hay dentro? Energía. La ciencia más reciente indica que el cuerpo responde a la física cuántica, no la newtoniania. La medicina dice que quiere cambiar la química del organismo con drogas y la nueva medicina dice que hay que cambiar la energía.Y esta nueva medicina, la cuántica, es mucho más poderosa, porque responde primero el campo energético que el físico.

Si todo es energía, ¿los pensamientos también?
La mente es energía. Cuando piensas, transmites energía, y los pensamientos son más poderosos que la química. Así que esto es peor para las empresas farmacéuticas porque no lo pueden vender. Por tanto, no les interesa una conexión entre la mente y el cuerpo. Pero es cierto que las propias creencias se convierten en un campo energético, una transmisión, y esta se transforma en una señal que es capaz de cambiar el organismo. Y así es como funcionaba la sanación antes del desarrollo de la medicina. La gente sanaba con los chamanes, con las manos… pero eso no puede vender y por eso la medicina no quiere ir por ese camino. Y es la razón por la que yo cambié mi carrera. Estaba enseñando en la universidad que hay que seguir con drogas y sabía que eso no era verdad. La medicina lo sabe, pero no habla de ello. Sabe que el pensamiento positivo, el placebo, puede sanar, y también que el pensamiento negativo puede matar. Uno se llama placebo y el otro nocevo. En realidad, no es que sea positivo o negativo, es la manera de pensar. Si el médico te dice que tienes cáncer, aunque no tengas cáncer, si lo crees, crearás la química que generará cáncer. Por tanto, el problema no es tanto el entorno real sino el que tú interpretas.

Y eso enlaza con la física cuántica.
Totalmente. Por eso no funciona la medicina, porque no reconoce la ciencia cuántica. No mira hacia ahí porque el dinero está en otro lado.

Usted ha explicado que, en la mente, quien realmente tiene el poder es el subconsciente.
Es millones de veces más poderoso y más importante que la mente consciente. Utilizamos el subconsciente el 95 por ciento del tiempo.
La información del subconsciente se recibe en los primeros seis años de vida. Eso que aprendiste en esos años se convierte en el conocimiento fundamental de tu vida. Por tanto, hay muchos estudios que demuestran que las enfermedades que tenemos de adultos, como el cáncer, tienen que ver con la programación y el entorno que vivimos en los primeros seis años de vida.

¿Eso significa que, a pesar de la educación voluntariosa de los padres, los niños absorben también sus enfermedades, o sus actitudes negativas, y así se ‘programa’ su subconsciente?
La gente, cuando oye esto, se preocupa, se culpa. Pero no eres culpable si tú no sabes que el subconsciente funciona así. No lo sabían nuestros padres, ni nuestros abuelos ni bisabuelos. Ahora bien, cuando lo entiendes, tienes que cambiar tu manera de vivir, porque entonces sí eres responsable. Está demostrado que si un niño adoptado vive en su familia casos de cáncer, en su madurez puede padecer cáncer aunque su genética sea diferente. Sería algo así como conducir un coche: si te enseñaron a conducir mal y has automatizado esa forma de conducir, pues lo más probable es que tengas accidentes. Si te enseñaron a maltratar tu cuerpo con mala información, destruirás el vehículo de tu cuerpo, cuyo conductor es la mente. El futuro es una mejor educación para los niños, incluso en la etapa prenatal.

¿Cómo podemos reprogramar el subconsciente?
Los comportamientos que vienen del subconsciente no los percibes y pueden estar haciéndote daño. Quizás te sientes enfermo y echas la culpa a otra cosa. Es tu propio comportamiento el que te lleva ahí, pero no te das cuenta. Al cambiar estos programas erróneos en el subconsciente, puedes recrear toda tu vida. Hay varias maneras de hacerlo. Se piensa que, cuando la mente consciente registra algo, la subconsciente también filtra esa información, pero no es así. La mente consciente es creativa y la subconsciente trata de todos los hábitos. Si le enseñas al subconsciente algo diferente, se lo enseñas también a la consciente, pero no al revés. Por ello, la manera de reprogramar es repetir y repetir hasta que se crea un hábito. Si leo un libro de autoayuda, mi mente consciente dice: “Sé todo lo que hay en el libro y lo aplico”, pero la subconsciente no se entera de nada. Entonces, piensas: “¿Por que sé tanto y todavía mi cuerpo no funciona?” Los pensamientos positivos, el conocimiento… solo funcionan el 5% del tiempo, pero el 95% son los hábitos que tengo desde mi niñez. Y esa es la razón por la que los pensamientos positivos no son suficientes. Ayudan, pero no ves muchos resultados. Todo sigue igual hasta que no cambias el subconsciente. Técnicas de psicología basadas en la energía como la hipnosis son una manera de cambiar el subconsciente, es como un aprendizaje rápido.

Con su investigación, ha enlazado ciencia y creencia, un binomio que evita la mayoría de los científicos. ¿Cree en la eternidad?
Absolutamente, sí. No hay dos personas iguales, y lo digo desde el punto vista biológico. Si cojo mis células y las traslado a tu cuerpo, no soy yo, el sistema inmunitario las rechaza. En las células hay como una especie de antenas en miniatura. Son receptores y algunos son autorreceptores. Tú tienes diferentes autorreceptores a los míos. Pero los receptores reciben las señales del entorno. Si corto esos receptores, la célula no tiene ninguna identidad, porque no le viene de dentro sino de fuera. Para explicarlo de forma gráfica, diría que el cuerpo es como un televisor: mis antenas captan y reproducen el programa televisivo de Bruce. Esos receptores recogen esa transmisión. Si estoy viendo la tele y se estropea el tubo de la imagen, ha muerto el televisor, pero sigue la transmisión. Así que cojo otra, la enciendo, conecto el canal y vuelvo a ver el programa de Bruce, pero en otra tele, o lo que es lo mismo, en otro ser. Si ese ser tiene los mismos receptores que tienes tú, volverás a estar trasmitiendo lo mismo, pero en otro cuerpo. Esto explica la reencarnación y quiere decir que el cuerpo puede ir y venir, pero la transmisión siempre está ahí. Nunca había creído en el espíritu, pero cuando comprobé esto en la célula, me cambió la vida entera. La pregunta que me planteé es: ¿por qué esa duplicidad?, ¿por qué tener un espíritu y un cuerpo? Y la respuesta vino de mis células: si solo existiera el espíritu, ¿a qué sabe el chocolate? Solo con la parte espiritual, ¿cómo vivir una puesta de sol? ¿Qué se siente cuando se está enamorado? Todas esas sensaciones vienen de las células del cuerpo, que puede oler, sentir, tener experiencias. Recoge todo eso, lo transmite al cerebro. Se convierte en vibraciones y lo transmite a la fuente del ser. Si se muere mi cuerpo, mi fuente de ser y mi espíritu tienen la memoria hasta que tenga otro cuerpo. La lección más importante es que estar vivo es un regalo, una alegría por todo lo que podemos sentir. Cuando hagamos eso, todo el mundo estará sano.

______________

Revista Integral, sep 2011.

Bruce Lipton, PhD es un biólogo celular estadounidense, considerado una de las principales y más controvertidas voces en la nueva biología, contraria al paradigma darwinista y partidaria de que el entorno y la cooperación y no los genes son el auténtico motor de la vida. Es autor de Biología de la creencia y Biología de la transformación.

http://www.brucelipton.com

Publicado el 26 Dic, 2011

 

De la Crisis al Nuevo Orden Por Fernando Araya

Cuando leí la definición de la palabra Crisis, entendí lo que estaba pasando en estos meses previos al cambio de era. Crisis (del latín crisis, a su vez del griego κρίσις) es una coyuntura de cambios en cualquier aspecto de una realidad organizada pero inestable, sujeta a evolución.

Estamos en una era de crisis, pero esa es la buena noticia, porque esta crisis emerge del caos al orden. Vamos hacia un nuevo orden.

En este proceso tenemos que mirar hacia delante, hacia el nuevo mundo. En este orden, resulta importante mirar cómo se ordenará la energía de ascensión y cómo trabajaremos con esta energía. La sanación evolucionará. Esto significa que en estos días comenzamos a observar resultados asombrosos al uso de nuevas tecnologías de bioenergética y cómo las nuevas directrices nos apuntan al uso de la modulación de ondas de forma, es decir, a cómo el sanador será un conductor de energías esparcidas en el espacio y en un núcleo posiblemente en un lugar llamado Las Pléyades.

Cuando escuchas esta palabra: Las Pléyades, resulta una sensación sutil pero agradable al auditor porque es una palabra de origen que está impregnado en el ADN de tu cuerpo y resuena con tu alma. Nosotros creemos en esto, y estamos confirmando la creencia de muchas otras cosas que canalizadores, místicos, santos religiosos y muchos escritos antiguos vienen hablando de nuestro origen espiritual, y que, una vez en esta tercera dimensión, hacemos efecto a la modulación de estas frecuencias y energías que al cambio de era, y a la entrada a la nueva posición en la galaxia, quedamos expuestos a influencias nuevas que van renovando la Sanación y dando una nueva visión.

Hasta hace un tiempo, nuestra experiencia terapéutica era una vivencia como un ritual. El ritual es hermoso, pero ahora nos resulta más integrador agregarle conocimiento y nuevos talentos que apuntan hacia la unión entre la materia del cuerpo en esta tercera dimensión con los procesos de ascensión.  Toda la humanidad dará este paso, todos estaremos en la nueva dimensión, es una gran noticia, pero no todos somos conscientes de esto. Los pacientes han cambiado, las dinámicas de los cuestionamientos cotidianos han cambiado, la manera de comunicarnos ha cambiado, las formas de amarnos han cambiado, las afecciones emocionales de estos días y las enfermedades son distintas a las que sucedían hace 10 años atrás: nos hemos vuelto glandulares y ahora las enfermedades involucran aspectos neurológicos, psicológicos, inmunitarios y endocrinos. Si esto es distinto, ¿por qué no plantear que las técnicas de sanación también evolucionarán?. Si todas las culturas pre-colombinas sabían de este cambio, cómo ellos se han preparado para este proceso?. Todas las culturas tienen respuestas a estos movimientos del universo, todas las culturas sabían que tendrían que cambiar la manera de generar unidad entre cuerpo-alma y universo, todas las culturas sabían que todo está integrado y que todos somos uno, sólo que faltaba el momento que esto sucediera, y esto está sucediendo, por lo tanto -al menos nosotros- estamos reestudiando la Sanación hacia la nueva era, llevando el caos de la nueva realidad hacia el orden de los nuevos tiempos, tomando lo maravilloso que nos ha enseñado el pasado, tomando lo mejor de grandes maestros y aprendiendo a tomar lo nuevo, lo que se viene, así, con sus errores y sus aciertos, tal como se ha hecho ciencia y magia en todas las culturas.

Proponemos un nuevo orden en la Sanación. Proponemos un momento de pausa a las doctrinas y estilos, a los movimientos y agrupaciones. Proponemos tomar distancia, proponemos un foro, una discusión con profundidad y calidad de aporte para durante todos estos meses hasta la culminación del gran caudal de energía pronosticado para el próximo diciembre de este año, tener la manera de entender lo que viene.

 

ENTREVISTA A DRUNVALO MELCHIZEDEK, MAESTRO DE LA FLOR DE LA VIDA Y MERKABA, NOS EXPLICA LOS GRANDES CAMBIOS POR VENIR… (por Francesc Prims)

Drunvalo Melchizedek

Estudió física y matemáticas en la Universidad de California; también bellas artes. Pero su destino era el de convertirse en uno de los más reputados investigadores de las realidades sutiles y ocultas que afectan la evolución de la vida. Su trabajo es multifacético y en esta entrevista ahondamos con profusión algunas de las claves más importantes que debería considerar la humanidad en estos tiempos. Sus mensajes no dejan nunca de asombrarnos y de inspirarnos en un trabajo individual y colectivo cuya finalidad no es otra que la de inaugurar una nueva era de mayor consciencia en la Tierra.

 

¿Qué es el Mer-Ka-Ba?

-En términos de hoy, el Mer-Ka-Ba es el cuerpo de luz; es la energía que está dentro y alrededor del cuerpo. Tiene unos 20 metros de diámetro. Es un campo electromagnético y también tiene símbolos magnéticos. La forma externa es una esfera, perfectamente redonda, pero dentro tiene campos electromagnéticos con miles de relaciones geométricas que van directamente al centro de esta esfera, que se encuentra muy cerca de la base de la columna vertebral. Este campo de energía se conocía por todo el planeta en tiempos antiguos. Yo he encontrado la Flor de la Vida en 150 países, por lo que es obvio que en algún punto lo entendían. Hay una perspectiva de ella observada desde arriba o desde abajo, donde se puede ver la Flor de la Vida como la matriz plana de círculos entrelazados a la que estamos acostumbrados, pero en realidad es multidimensional, y en Tibet, China y Japón entendieron eso, por lo que allí se encuentran representaciones tridimensionales. Aparte de las perspectivas desde abajo y desde arriba, hay dos ángulos más desde los que se puede ver la Flor de la Vida, siempre que se tengan los instrumentos adecuados. Un campo electromagnético se puede detectar con instrumentos. El problema es que está a cuatro grados Kelvin, que son cuatro grados por encima del cero absoluto, y actualmente no hay conocimiento de instrumentos capaces de detectarlo. Pero se ha probado que está allí.

-¿Para qué sirve el Mer-Ka-Ba? ¿De qué modo lo utilizamos?

El Mer-Ka-Ba es un ser vivo; no un mecanismo o una máquina. Es parte de la consciencia de la persona, del cuerpo que está rodeando. Se puede ir creando este campo de energía a través de la respiración y ciertos pensamientos y sentimientos. Cualquier persona puede hacerlo.

“Una vez está establecido, adquirimos una gran comprensión sobre cómo utilizarlo, pero este es un tema muy amplio. Dicho de un modo muy simple, lo que pienses se manifestará según tu patrón de creencias. Si tu patrón de creencias dice que no puedes hacer ciertas cosas el Mer-Ka-Ba no lo romperá sino que lo respetará, pero si tú crees que puedes caminar sobre el agua y usas el Mer-Ka-Ba puedes caminar sobre el agua. En la tradición tibetana, que es la única del mundo que sé que conoce el Mer-Ka-Ba, te ponen a prueba, y al cabo de trece vidas te desvelan su existencia. Hacen un seguimiento de la persona durante trece vidas, y entonces, al final o durante esa treceava vida, le hablan del Mer-Ka-Ba, le enseñan cómo hacerlo, y para ponerla a prueba la conducen a un elevado borde de los Himalayas, generalmente a 100 grados Fahrenheit bajo cero, desnudan a la persona y ponen mantas mojadas sobre ella y le dicen: “Bueno, espero que sobrevivas.” Inmediatamente la persona le dice a su Mer-Ka-Ba que cambie la temperatura en su interior a la que indique, 80°F o 23°C, y la temperatura dentro del Mer-Ka-Ba se ajusta instantáneamente. Ahora está dentro de un campo de calor y toda la nieve y el hielo se fundirán dentro del diámetro del Mer-Ka-Ba, que es de unos veinte metros. Si el maestro ve el derretimiento sabrá que el alumno ha aprendido a utilizar el Mer-Ka-Ba. Esto ha sido filmado, creo que por Discovery Channel, cuando se les permitió grabar a un maestro haciéndolo, así que se puede ver el círculo derritiéndose en un vídeo.

“Este sólo es un uso del Mer-Ka-Ba, pero hay muchos más; tantos como la imaginación permita. Cualquier cosa que se te ocurra puedes hacer que la haga, pero hay un problema si usamos el Mer-Ka-Ba desde la mente. Yo no entendí esto cuando escribí el libro; me llevó varios años hacerlo: si usamos el MerKa-Ba desde la mente tenemos una función mental; es una combinación del cerebro izquierdo rotando hacia un lado y el derecho hacia el otro. Eso tiene ciertas limitaciones y problemas. Desde los primeros libros hemos escrito otro titulado Living in the heart (Viviendo en el Corazón), que describe una ampliación más allá del Mer-Ka-Ba: la creación puede tener lugar en el corazón en lugar de a través de la mente. De esta forma lo que creas no está polarizado, mientras que cuando creas algo desde la mente, ésta siendo un instrumento polarizado, femenino y masculino a la vez, estará polarizado, incluso cuando la usas para crear el Mer-Ka-Ba. Si por ejemplo estás intentando crear paz en el mundo, también creará guerra. El Mer-Ka-Ba debe utilizarse de forma adecuada, a través del corazón, o puede ser peligroso. Y eso es cierto para toda energía psíquica, no importa cómo la has conseguido o lo bueno que eres en ello. El problema de crear a través de la mente es serio.

-¿Por qué es importante para una persona crear su propio Mer-Ka-Ba?

-Es el primer paso en el recordar quiénes somos realmente. De todos los diferentes pasos realmente es el menos importante, o el último. Normalmente las enseñanzas del mundo han hecho esto siempre al revés, empezando por el lado femenino y después pasando al masculino. Las enseñanzas estaban en orden directamente opuesto y debido a nuestro desarrollo como sociedad extremadamente masculina, no fuimos capaces de llegar a todo el mundo empezando por el lado femenino, así que se tomó la decisión de impartir las enseñanzas en orden inverso, de manera que lo primero que enseñamos, que normalmente es lo último, es el Mer-Ka-Ba. Desde allí vamos a las energías funcionales del cerebro: la glándula pineal; la pituitaria, el tálamo, etc. Todas ellas crean rayos de luz que salen de la cabeza y se convierten en los receptores de energía para el Mer-Ka-Ba. El siguiente paso es hacia abajo en la base misma del corazón, donde la consciencia debe desplazarse desde la cabeza, y una vez allí hay un mecanismo para reconectarse con el cerebro y el Mer-Ka-Ba. Sé que esto suena muy complicado; pero el cuerpo humano también lo es y no puedo simplificarlo más. Una vez hemos regresado a la base del corazón podemos empezar la enseñanza de cómo todo está interconectado desde el interior del corazón, y cómo las creaciones originales estaban en el corazón, no en el cerebro. En realidad, tal y como incluso la NASA ha descubierto, no hay nada ahí fuera en el espacio. Esto es difícil de imaginar para algunos de nosotros, especialmente gente que empieza; pero los planetas, el Sol y todas las estrellas realmente no existen; no hay nada allí. De esto se ha hablado en Los Vedas, hace 6.000 años, y en muchos escritos muy antiguos. y ahora se ha probado que es un holograma, que no existe de la manera en que pensamos que existe, sino que donde realmente existe es en el espacio del corazón, que es donde la creación verdaderamente tuvo lugar. Esto es ciencia muy compleja y lleva tiempo comprenderlo.

EL CORAZÓN

El cerebro ha fascinado a los científicos que lo han estudiado, que han quedado maravillados de todas sus posibilidades. Pero parece que no se ha hablado ni investigado demasiado sobre el corazón. ¿Por qué es, para usted, tan importante el corazón?

En todas las enseñanzas antiguas (y quiero decir todas), si nos remontamos a 5.000 ó 6.000 años atrás, el corazón era la semilla del alma, el origen de todo. Si leemos los Upanishads de la India veremos que dicen lo mismo. La creación de las estrellas y planetas se ubicaba en el corazón y no en la mente.

“Es cierto que nos hemos centrado en el cerebro o mente y pensamos que eso es todo. También creemos que somos los seres más grandes que han habitado este planeta y que hemos llegado a alcanzar el nivel más alto de inteligencia humana de todos los tiempos. Esto está muy lejos de la verdad. Es difícil de creer, por lo que llevará algún tiempo antes de que la humanidad nos demos cuenta de esta verdad.

“En Standford, California; existe un grupo llamado Heartness, que está estudiando en profundidad el corazón y ha hecho enormes avances para entender su importancia. Han descubierto que es el corazón el que emite el campo electromagnético y magnético más potente del cuerpo humano; y no el cerebro, como siempre se había pensado. El campo magnético del corazón tiene 18 pies de diámetro; es mucho más grande que el del cerebro. Con la explicación siguiente entenderéis por qué el corazón es tan importante.

“Todas las técnicas antiguas de meditación hablan de cómo la punta de la lengua y la parte superior del paladar son la clave para la apertura de la consciencia. En la parte superior del paladar hay un punto específico. Cuando la punta de la lengua toca este punto se abre una conexión directa que sube al cerebro hasta el tálamo, que está formado por dos enormes glándulas ovaladas situadas en la parte trasera de la cabeza; las ondas alfa empiezan a transmitir a través del cerebro con una gran intensidad y cuando estas ondas alfa se disparan se pone en funcionamiento la glándula pineal en el centro de la cabeza. Cuando la consciencia sabe hacer esto correctamente se conecta con la glándula pituitaria y otra glándula, tres en total. Cuando esto sucede, el Tercer Ojo se abre. Es una esfera ocular que está dentro de la cabeza. Los científicos han descubierto hace algún tiempo que la glándula pineal es un ojo hueco y que dentro de él hay receptores del color; y encima suyo hay un instrumento para recibir la luz. Cuando se abre y se pone en marcha, el Tercer Ojo, o la habilidad de entrar en los Archivos Akásicos y todas las memorias antiguas, queda abierto y accesible.

“Esto sólo se puede conseguir a través del corazón y la punta de la lengua. ¿Cuál es la relación entre ambos? Si observamos el momento de la concepción, y esto empezamos a desarrollarlo en mi libro El antiguo secreto de la Flor de la Vida, creo que en el volumen número uno, veremos que empieza con una esfera perfecta que es el óvulo, y seguidamente este óvulo se divide en dos y entonces en cuatro, convirtiéndose en un tetraedro geométricamente perfecto. Cuando se divide en ocho se transforma en una estrella tetraédrica, que es el cubo. Estas formas geométricas siguen progresando hasta alcanzar 51 2 células, que luego forman su campo radial, parecido a una manzana, o al campo magnético de la Tierra, por ejemplo. En mi libro lo dejé ahí, pero si se continúa, este campo radial se transforma en el corazón humano. Existe un espacio en la concepción, antes de que se forme el feto, en el que tú y yo no somos nada más que corazón. ¡ Nada más! No hay brazos ni piernas ni cerebro. Médicos y científicos están tratando de comprender cómo el corazón puede latir si no hay inteligencia, no hay cerebro. Pero ha sido descubierto que hay un cerebro dentro del corazón. Es pequeño, solo tiene 40.000 células, pero son células cerebrales, así que podemos afirmar que hay inteligencia dentro del corazón. Y el cuerpo humano emerge del corazón; brazos, piernas, cerebro, cabeza, pies, etc., y el corazón queda situado en el pecho. Pero ¿qué es lo primero que emerge del corazón?: la punta de la lengua. Así que existe una relación directa entre la punta de la lengua y un lugar sagrado en el corazón. Y esta es la razón por la cual una vez aprendes a volver otra vez al corazón, como sabíamos hacerlo miles de años atrás, y situamos la punta de la lengua con el corazón y reconectamos con el cerebro, lo que ocurre es que creas desde el corazón y el cerebro hará lo que tú digas. El cerebro se transforma en el sirviente del corazón, y esto es la Ascensión. Mucha gente piensa que la Ascensión es ir a otra dimensión o viajar en una nave espacial hacia otro lugar, pero en realidad consiste en volver donde estábamos antes. Vivíamos en el corazón y el cerebro solo era un sirviente o una función del corazón, y cuando conseguimos volver al corazón y la mente hace lo que le pedimos podemos crear sin que nuestra creación contenga un lado oscuro. Es la forma en que solíamos hacer las cosas en el pasado. Casi todo el mundo lo ha olvidado, pero es mi trabajo y el trabajo de otra gente tratar de recordar quiénes somos en realidad y el propósito real de la vida.

¿Sus enseñanzas están aún centradas en la construcción del Mer-ka-Ba, o a qué se está dedicando actualmente?

Como dije antes, el Mer-ka-Ba fue la primera parte, aunque generalmente es la última parte, así que vamos en sentido contrario. Vamos desde el Mer-ka-Ba hacia los seres sutiles dentro del cerebro, los cuales tienen que ver con toda la estructura de la que hemos estado hablando: las glándulas tálamo, pineal y pituitaria. Cuando todo esto funciona adecuadamente ocho rayos de luz salen de la cabeza y se forma una gran aureola alrededor de la misma. Esto se puede probar científicamente. Habiendo llegado hasta aquí el cerebro se activa, y cuando bajas al corazón y vuelves a subir a través de la punta de la lengua y el paladar se reconectan energéticamente las estructuras, como originalmente estaban antes de la caída (de la consciencia) hace 13.000 años. Así que el Mer-ka-Ba en estos momentos recibe poca atención, porque el interés se centra ahora en el corazón y en el proceso de creación. Sin embargo hay que conocer el Mer-ka-Ba, debe estar ahí, porque si no el corazón tampoco puede realizar su función. O sea que es como preguntarse si es más importante la mano derecha o la izquierda, cuando en realidad necesitamos las dos. Necesitamos tanto el corazón como el cerebro para funcionar a un nivel de consciencia más elevado.

“La Red de Consciencia fue completada en el mes de enero, cuando tuvo lugar el eclipse lunar. (….) La gente puede no saber nada del Mer-ka-Ba, pero sí sabe del amor de su corazón. Estas personas podrán conectar con esta consciencia y esta consciencia los irá cambiando y recordarán quiénes son en realidad: un hijo o hija de Dios.”

ASPECTOS DE LA NUEVA CONSCIENCIA

En relación a las redes de consciencia y vida que están alrededor del planeta, usted ha dicho que existe una red para especie. ¿Qué nos puede decir sobre dichas redes? ¿Por qué son tan importantes?

Cada ser viviente, cada especie, pájaro, planta, cada animal, debe tener su red de consciencia que rodea el planeta para poder existir. Si la especie se extingue lo que ocurre primero es que la red desaparece y luego, unas horas después, toda la vida restante perteneciente a esa red muere simultáneamente. No puede existir sin ella. En los años 1900 existían treinta millones de especies, así que había treinta millones de redes diferentes alrededor del planeta Tierra. Estas redes son electromagnéticas y crean un globo alrededor de la Tierra. Pero ahora casi la mitad de la vida se ha extinguido, así que ahora existen solo unos quince millones de especies y redes alrededor del planeta Tierra. Tres están conectadas a la vida humana. Solo tres, porque hay tres tipos de seres humanos en la Tierra. Entre las más antiguas formas de vida, y ya quedan muy pocos, están los aborígenes de Australia, los Whenua de Nueva Zelanda, los Kogis y los Arhuacos en las montañas de Colombia. Quedan unos pocos que aún funcionan con la más antigua de estas tres redes, no demasiados.

La mayoría de nosotros y del planeta estamos funcionando en la segunda red, la cual tiene una relación geométrica completamente diferente de la primera. Esta red fue descubierta por los Estados Unidos en los años cincuenta, así que está científicamente probado que existe. Casi todas las bases americanas, rusas y otras están intentando localizar los puntos de cruce de la red para ganar el control, porque si se puede controlar la red se puede controlar la consciencia del planeta, al menos nuestro nivel de consciencia. Y luego está la nueva red, que es el más alto nivel de consciencia. Es la Nueva Consciencia a la que estamos a punto de emerger. Está basada en el dodecaedro pentagonal, que es dual y se llama icosaedro. Si se conectan los centros de los doce pentágonos del dodecaedro pentagonal se crea el icosaedro. Energéticamente el icosaedro es el elemento agua y el dodecaedro pentagonal es prana, la fuerza de vida, y también el lado derecho del cerebro del planeta Tierra. Hace muchísimos años logramos llegar a este nivel de consciencia, pero volvimos a caer debido al mal uso de la energía. Pero, porque lo conseguimos en el pasado, la consciencia de la galaxia nos ha permitido crear una red sintética para que podamos alcanzar esta consciencia de nuevo y muy rápidamente. Normalmente se necesitaría muchísimo tiempo, miles y miles de años y a veces más, pero como ya lo conseguimos anteriormente se nos dio permiso para reconstruirla. Para poder hacerlo tuvimos que realizar un gran trabajo de geomancia en la superficie del planeta, y esta labor empezó con la construcción de la Gran Pirámide. Los egiptólogos dicen que tiene poco menos de seis mil años de antigüedad, pero en realidad tiene una edad de trece mil doscientos ochenta años. Todas las pirámides y templos alrededor del mundo, que suman ochenta y tres mil, fueron construidas y construidos a partir de esta. Pero no son solamente los templos y las pirámides físicos lo que es importante, sino también ciertas montañas, lagos y aguas que usaron en conjunción.

La red ha sido recientemente completada y activada, después de un proceso muy largo y lento. Hubo un hombre de Carlmont que descubrió algo sobre esta red. Fue comunicado a las Naciones Unidas diez o quince años atrás, y es extraordinario, porque es algo que va más allá de la lógica y el entendimiento del mundo moderno, pero ha sido probado. Dicho descubrimiento, se ha hecho habiendo solamente investigado treinta mil de las ochenta y tres mil, así que solo es una teoría hasta que se las haya explorado todas, pero es tan fuerte que ha sido aceptada por el mundo. Trata de que se puede ir a cualquier pirámide del mundo, mirar la superficie exterior de esta y averiguar el código. Pongamos que vamos a Uxmal, en México: el código describirá otra pirámide de diferentes formas y también dónde se encuentra situada en el mundo, y no solo el lugar exacto, sino también la altitud sobre el nivel del mar. Y cuando encuentras esa otra pirámide, exactamente como ha sido descrita en el código, esa misma describirá la siguiente, y así sucesivamente. No importa dónde empieces; esta cadena te llevará alrededor del mundo a todos estos lugares y países diferentes.

Los Mayas esperan un cambio de polos del planeta. Si el eje de la Tierra cambia de posición, será un cambio gigantesco. (….) A ese momento tan especial ellos lo llaman “El final de los Tiempos”

Las Naciones Unidas no saben qué decir al respecto, Pero, de hecho lo que más ha estado intrigando a la gente que está en contacto con este tema es la diferencia en el tiempo. Una de estas pirámides de la cadena puede haber sido construida antes que la otra, o puede que fuera construida después. Así que la secuencia del tiempo no es lógica. La red llegó a ser casi perfecta a principios de los años ochenta Nos había costado trece mil años llegar ahí, pero ya casi estaba completada. En esta época gente de todo el mundo, y esto es cientos de miles de personas, estaban meditando y fueron inspiradas a llevar un cristal a cierta pirámide, ermita o templo. Esto duró unos diez o doce años. En 1989-1990 la red tomó una forma geométricamente rara y en ese momento necesitó un reajuste. Dicho reajuste tenía que ver con errores de culturas antiguas, que se perpetuaron y alteraron la geometría de la red. Se produjo una sanación que comenzó en los años 90. Yo me involucré en el año 2002. Acaba de escribir un libro llamado La Serpiente de Luz, apuntando más allá del 2012, que mi conexión con el tema. Fuimos a visitar a los indios anazazi, mayas, whenua, maoris, y otras razas de indios o nativos. Nos invitaron a hacer un círculo de sanación al que asistió gente de todo el mundo para sanar a todos sus antepasados. Habiendo hecho esto se corrigió la geometría de la red. La Red de Consciencia fue completada en el mes de enero, cuando tuvo lugar el eclipse lunar. Cuando la Tierra, La Luna y el Sol se alinearon y cuando su sombra pasó por las islas Polinesias fue el nacimiento de la Red de Consciencia. No lo supe hasta que sucedió. La última corrección tuvo lugar en la isla de Pascua, y cuando terminamos esta corrección fuimos a Morea, que sería el polo sur de esta red. Si fuésemos directos desde Morea a través de la Tierra saldríamos en Egipto, alrededor de una milla y media de distancia de la Gran Pirámide. Así que el polo norte de la Red está en Egipto y el sur en Morea. Allí hicimos la ceremonia final, lo cual significa que la Red de Consciencia ha nacido después de haber estado concebida hace trece mil años, y ahora está viva y en funcionamiento alrededor de la Tierra. Esto va a cambiar el mundo, porque ahora podremos conectar con ella.

La gente puede no saber nada del Mer-ka-Ba, pero sí sabe del amor de su corazón. Aman a la gente, aman el cielo, aman a la Madre Tierra y al Padre Cielo. Estas personas podrán conectar con esta consciencia y esta consciencia las irá cambiando y recordarán quiénes son en realidad: un hijo o hija de Dios; y recordando eso recordarán también cómo crear, y este proceso de creación cambiará la Tierra.

Las profecías de los indígenas son muy precisas. Lo que va a suceder es que todas las antiguas maneras de ser van a desaparecer. La idea del dominio masculino, de guerra y pobreza y todo el daño que nos hemos hecho unos a otros también se extinguirá muy pronto. Las profecías dicen que empezará a cambiar entre ahora y dentro de siete u ocho años, y la nueva manera será amarnos y cuidarnos unos a otros porque la verdad es que todos somos un espíritu único, que se mueve a través de todos y cada uno de nosotros. Dios está en cada uno de nosotros pero lo hemos olvidado. Esta red va a hacer que lo recordemos. Este es un momento de privilegio para estar vivos. Me gustaría decir algo en relación a eso.

Los hopi en Estados Unidos tienen una profecía, que está a punto de ser divulgada completamente. Parte de ella se reveló hace doscientos años, y decía que aparecería una enorme estrella esférica azul brillante en el sistema solar. El 24 de octubre un cometa llamado Holmes llegó a nuestro sistema solar y estalló formando una esfera azul de luz más grande que el Sol, y que es en estos momentos el objeto más grande del sistema solar. Los Hopi dicen que ésta es la Estrella Azul. Lo que la Estrella Azul significa es que estamos a punto de atravesar una ventana de cambio en que todo lo antiguo debe morir para dejar nacer a lo nuevo. Al mismo tiempo que todo esto estaba sucediendo. Los indios maya, los cuales ya mucha gente conoce a través de la Profecía Maya y el Calendario Maya, me manifestaron algo.

El Consejo Maya, formado por 440 ancianos, encabezado por un líder que es el equivalente al Dalai Lama para los tibetanos, me visitó en Sedona, donde vivo yo en Arizona, y me pidió que convocase un círculo de personas para informarles de que estamos ya entrando en ese momento tan especial que ellos llaman “El Final de los Tiempos”. La cuarta Profecía Maya aún no se ha divulgado, y los mayas están a punto de transmitir su Profecía completa al mundo por primera vez. Todo cuanto hemos leído sobre ellos, incluido el Calendario Maya, fue creado por gente que no era maya ¡Todo! Según el líder del Consejo Maya ellos no han escrito ni una sola palabra desde hace 526 años. Estuvimos con ellos en Guatemala y nos dijeron que iban a rescribir todo lo que saben y todo lo que se ha escrito sobre ellos y publicarán un libro aproximadamente dentro un año, incluyendo la Profecía Maya para el período del 2012. O sea, que todo lo que hemos oído hasta ahora sobre este tema va a cambiar según lo que esta revele. Ellos dicen lo mismo: las viejas maneras y costumbres morirán muy rápidamente y una nueva forma de vida nacerá. Esto es algo muy bello, y no algo que pueda asustarnos.

¿Espera usted grandes sucesos o quizás cambios sutiles?

Voy a decir una cosa sobre la Profecía Maya que van a divulgar, aunque ellos tendrán mucho más que decir sobre ello. Ellos esperan un cambio de polos del planeta, y un cambio de polos es un gran cambio. Si el eje de la Tierra cambia de posición, si los polos norte y sur cambian de posición, será un cambio gigantesco. No sería poca cosa. Esto está relacionado con lo que se llama “la presesión de los equinoccios”, que es un movimiento en el eje de la Tierra. Diciembre del 2012 es la fecha en que el eje de la Tierra, que se estaba retirando del centro de la galaxia, empieza a moverse hacia el centro de la galaxia. Si tomas dos puntos de los más distantes de un gran óvalo, diciembre del 2012 es el punto más distante del centro de la galaxia, pero también es el punto en que la órbita de la Tierra empieza a moverse de vuelta hacia al centro. Es un hecho astronómico de los cuerpos celestes y la Tierra, y representa un momento muy importante. El ciclo dura 25.920 años, así que si nos remontamos 13.000 años atrás, al otro extremo de ese ciclo, también se produjo un cambio de polos. El eje de la Tierra se trasladó de la Bahía de Hudson hasta donde creemos que se encuentra ahora, y la intensidad de ellos sobre la Tierra va más allá de la imaginación humana. Fue cuando montañas enteras se erigieron o desaparecieron, y trozos de continentes se separaron….; algo impresionante. Y si nos situamos en la fecha del 21 de diciembre 25.920 años atrás, volvemos a encontrar otro cambio de polos, sin que pueda determinar exactamente su anterior localización. La ciencia, sin embargo sí sabe con seguridad que ocurrió en estos dos puntos del pasado. Y si examinamos muestras geológicas de la Tierra, estudiando los últimos 250 millones de años, vemos que cuando los polos se trasladan lo hacen en grupos, es decir, que se da el cambio de polos cada 13.000 años por ejemplo quince veces seguidas, y después no hay ningún otro cambio de polos durante millones de años, hasta que vuelven a cambiar. Así que cuando ves que los polos han empezado a cambiar una o dos veces es científicamente probable que ocurra otra vez. Por ello, hay una gran probabilidad de que los polos cambien alrededor de la fecha del 21 de diciembre del 2012. Si estudias la información magnética de la Tierra verás que su pulso magnético se ha mantenido muy estable durante los últimos 13.000 años. Hace 2.000 años empezó a debilitarse y a caer hasta hace 500 años, cuando hubo una gran caída, y desde entonces ha seguido bajando. Hace 35 ó 40 años estas debilitaciones se convirtieron en anomalías. Las líneas magnéticas que habían estado fijas durante miles de años empezaron a cambiar de forma.

Estamos esperando este acontecimiento que genera una gran expectación entre la gente. Pero de hecho ya ha habido otras predicciones de cambio que se han producido; por ejemplo, según muchos, grandes cosas tenían que pasar en el año 2000. ¿Desde qué actitud interna recomendaría escuchar las predicciones?

Estos hechos han sido profetizados durante mucho tiempo Los pueblos indígenas van a reiterarlo una vez más. Edgar Cayce dijo hace tiempo que los polos iban a cambiar y los datos que he empezado a apuntar muestran que el mundo científico también lo cree, porque la evidencia es muy sólida. Qué haríamos a nivel humano? ¿Cómo nos posicionaríamos? Mi guía interna me dice que entremos en el espacio del corazón, ya que si estamos en la mente lo pasaremos mal, porque estaremos conectados mentalmente a los acontecimientos y este no va a ser un cambo fácil para nadie, Pero si te posicionas en el espacio del corazón será fácil y simple. No tienes que hacer nada; solo conectar con tu corazón y la madre Tierra. La Tierra está al corriente de lo que está pasando. Los pueblos indígenas, los mayas e incluso los japoneses han estado de acuerdo en que la Tierra no era consciente hace 500 años, pero ahora, a partir de la creación de la Red de Consciencia y otros trabajos, la Tierra es del todo consciente y nos reconoce. Así que cuando entras dentro de tu corazón y conectas con esta Red de Amor y este nivel superior de Consciencia que está alrededor del planeta ya no tienes que hacer nada más; solo respirar, no preocuparte por nada, y ella cuidará de ti. Este es el mismo mensaje de los hopi, de los mayas y de los waitanas. No hay que hacer nada. No tendremos que cavar un agujero en la Tierra para poner comida o armas. No tiene nada que ver con protegerse a sí mismo, sino con la vibración del amor todo irá bien y la vida misma te protegerá. Y si no podemos entrar en esta vibración probablemente moriremos, pero no debemos preocuparnos, porque en realidad la muerte no existe y la vida sigue eternamente; solo significaría que habríamos escogido un camino diferente al del resto del mundo. De todas maneras nos reuniremos en el mismo lugar al final. La vida en sí misma nunca sufre ningún daño, pero con estos cambios que se avecinan hay diferentes caminos.

Ahora hablemos un poco sobre la especie humana. Parece que la humanidad fue creada por seres de uno o dos planetas con la intención de utilizarnos para trabajar en las minas de oro. Me gustaría saber qué esta pasando con nuestros creadores y su planeta y si volverán…..

Nunca se marcharon. Algunos se fueron, pero otros siguen aquí. La idea de que fuimos creados por extraterrestres para extraer oro de las minas no es algo que se haya inventado en la Nueva Era. Esto está escrito en los Archivos Sumerios y en las Tablillas Cuneiformes que fueron encontradas y que son los documentos escritos más antiguos de la Tierra, con casi seis mil años de antigüedad. Más de cien personas los han leído. El Génesis, que es realmente la Torá judía, se supone que les fue dado a los judíos en el año 1250 a.C., pero estos escritos tienen el primer libro del Génesis escrito palabra por palabra 3.000 años antes. Hay muchas cosas que no entendemos pero en ellos se dice claramente que existía otro planeta del cual Zacarías, uno de los traductores, habló. Dijo, que el nombre del planeta era Markuk y que orbita fuera del campo visual de nuestro sistema solar, atravesándolo cada 3.600 años en dirección opuesta al resto de los planetas. Existe otro planeta que fue descubierto por la NASA a mediados de los 90, que se llama “X”. Es un planeta enorme (creo que es más grande que cualquier otro de nuestro sistema solar) y es sólido, como la Tierra, Ha sido situado en el mapa utilizando un nuevo satélite de última generación. Se ha averiguado su tamaño, su peso y su movimiento, y se puede prever con exactitud cuándo volverá a nuestro sistema solar. Mucha gente está diciendo que puede volver en cualquier momento, pero eso no es verdad; no sucederá. Los científicos afirman que no volverá hasta dentro de 500 años, pero ha sido probado que existe. La gente de este planeta eran los nefilim. Aparece en la Biblia y es el nombre que se da en las Tablillas Cuneiformes a estos gigantes que habitaron la Tierra y que recrearon la vida humana. Es increíble como los escritos lo confirman. No se habla claramente sobre quién era el Padre, pero se dice que venía del Planeta Sirio. Las mujeres medían de diez a doce pies de altura y los hombres de catorce a dieciséis pies. Vinieron aquí y se combinaron con los nefilim, lo cual fue necesario para crear una nueva raza, y así se creó la nuestra. Según los antiguos escritos tenían un propósito y este era conseguir oro. Se exploró la región donde las Tablillas Cuneiformes decían que se extraía, en un valle en Sudáfrica, y allí encontraron huesos humanos en las minas que tenían entre 20.000 y 80.000 años de antigüedad. ¿Para qué necesitarían oro unos seres humanos de esa época? Los nefilim lo necesitaban desesperadamente porque su planeta se estaba muriendo, se estaba enfriando y querían crear un efecto invernadero utilizando oro, y por eso vinieron aquí. Así lo confirmaron los escritos de los Archivos Sumerios. Esta es una información muy importante, pero tan extravagante que ha sido difícil de aceptar. Ahora estoy en contacto con diferentes tribus indígenas alrededor del mundo que están en comunicación directa con los nefilim y los sirianos y han dicho que muy pronto volverán a la Tierra. Yo no sé, si esto será verdad o no, pero ellos lo afirman y ni siquiera saben nada de los Archivos Sumerios. Sin embargo, nos lo están comunicando con fechas, horas y minutos exactos. Así que pronto sabremos si es verdad o no. Yo no lo sé porque soy una persona espiritual pero también un científico, y tengo que tener pruebas antes de creer algo.

El concepto del “centésimo mono” hace referencia a un experimento en el que se demostró que cuando un determinado número de monos de una isla hubo aprendido cierto comportamiento todos los de la isla pasaron a comportarse igual, incluso los más alejados, Al llegar a una masa crítica se produjo un cambio global. ¿Cuál es el número de masa crítica de la humanidad que permitirá el salto global a un nuevo nivel de consciencia?

No lo sé. Lo siento; no sé como funciona, Sé que funciona a través de la Red de Consciencia y que tendrá que haber un cierto número de personas funcionando conscientemente, pero no estoy seguro del número o de cuándo sucederá. Lo único que puedo decir es que los indígenas con quienes estoy trabajando dicen que esto está sucediendo entre el 24 de octubre del 2007 y un poco después del 2012. Se abrirá una ventana. En la Profecía Hopi la Estrella Azul marca el comienzo de la apertura de esa ventana y la Estrella Roja al final. Así que lo que dicen es que en los próximos ocho, nueve o diez años esto va a suceder y nacerá un Nuevo Mundo

“Cuando alcancemos la próxima Red de Consciencia, automáticamente dejaremos de comer y podríamos también dejar de beber agua, y tampoco dormiremos. Existe gente que ya ha llegado ahí. “!Mucha!”

En alguna ocasión usted ha dicho que en un futuro podremos vivir sin comer o sin respirar. ¿Podría decirnos algo en relación a eso?

Será el estado natural cuando alcancemos la próxima Red de Consciencia. Automáticamente dejaremos de comer y podríamos también dejar de beber agua, y tampoco dormiremos. Existe gente que ya ha llegado ahí. ¡Mucha! Hemos documentado científicamente más de 20.000 personas. Viven principalmente en Australia, China y Alemania. Una de las personas que empezó con esto fue la australiana Jasmuheen, que ha estado enseñando su método para dejar de comer mientras sigues en este cuerpo. China ha informado de 5.000 bebés que desde su nacimiento nunca han sido alimentados. Yo he entrevistado a tres de estas personas en Alemania, Una de ellas hacía nueve meses que no comía, la otra un año y la última seis meses. Todas ellas tuvieron la misma experiencia. Me contaron que después de no haber comido durante siete, ocho o nueve meses empezaron a tener tanta energía que no sabían qué hacer con ella. Estas personas tenían ganas de moverse y hacer cosas todo el tiempo, y dejaron de dormir: con una hora y media al día tenían suficiente; el resto del día estaban despiertas. Uno de los editores de Jasmuheen es un buen amigo mío. Cuando nos vimos en noviembre, en el aeropuerto, me comentó que había decidido seguir las enseñanzas de Jasmuheen, ya que había estado publicando sus libros desde hacía cinco años, Él ya había empezado a hacer lo que Jasmuheen le había indicado y no había comido desde hacía seis meses. Según él, era fantástico porque se sentía despierto y alerta. No se pone enfermo, no tiene problemas de energía y solo está durmiendo una hora y media al día. Yo creo que es cierto y he decidido que voy a hacerlo, pero no lo he hecho hasta ahora, porque me interesa la comida. También quiero hacerlo porque estoy estudiando la consciencia y siento que debo experimentarlo. Además hay otra razón para hacerlo y es que en Colombia están los Kogis, que para mí son el pueblo más consciente del mundo, Tienen una manera de entrar en el espacio del corazón. Están nueve días en absoluta oscuridad y el décimo día entran en el estado del corazón. De acuerdo con Jasmuheen, es así como se llega al estado de no comer. Uno está diez días en la oscuridad de una manera especial sin comida, bebida y sin dormir y al décimo día y en días sucesivos ya no necesitará alimento. Como que veo la gran similitud de estos dos sistemas, el de los Kogis y el de Jasmuheen, estoy muy interesado en experimentarlo, para confirmarlo.

“(Ahora están naciendo los niños superpsíquicos) Son capaces de hacer lo que quieran. Se ha documentado a tres de ellos caminando sobre las aguas, o cambiando ADN sólo con mirarlo, y todo tipo de cosas ¡que simplemente son imposibles!

 Para finalizar: ¿tiene usted algún mensaje que desearía transmitir a los lectores? ¿Algo que le gustaría añadir?

A quienes están estudiando este tema les diría que se rian, que no sean tan serios, que jueguen y sean más niños y que sepan que todo va a salir bien. Que aprendan a vivir en el espacio de su corazón, que no se preocupen por el dinero o por cómo van a sobrevivir ni nada de esas cosas, porque todo será perfecto.

“Es muy fácil y muy simple. Sólo vive en tu corazón conectando con la Madre Tierra y el Padre Cielo. ¡Es tan simple! Todo se va a manifestar para ti. Todo cuanto necesites lo tendrás, porque ya hemos entrado en otro nivel de existencia, aunque el mundo no se dé cuenta. Ahora las reglas son diferentes, como pronto vamos a descubrir.

“Lo que sentimos y lo que pensamos se hará realidad, pero tenemos que tener un sentido de responsabilidad en cuanto a nuestros pensamientos y sentimientos, porque ellos son un proceso de creación. El pensamiento y el sentimiento crean nuestra realidad física. Así que relajaos y vivid en vuestro Corazón, y todo lo demás sucederá automáticamente.

Muchas gracias Drunvalo por esta extensa entrevista.

Gracias por permitirme responderla.

 

Entrevista por Francesc Prims.

Traducción: Susanna Grego.

Las fotograflás que muestran a D. Melchizedek son cortesía de Diane M. Cooper – One Heart Productions.

SOBRE DRUNVALO MELCHIZEDEK

Drunvalo Melchidezek es el autor de tres libros, que incluyen El antiguo secreto de la Flor de la Vida (vol. 1 y 2), y el más reciente, Living in the Heart (Viviendo en el corazón). Estos libros han sido publicados en 29 lenguas y se han extendido por unos cien países. Drunvalo también fundó elFlower of Life Workshops (Taller de la Flor de la Vida), con unos 300 facilitadores que están enseñando en unos 60 países. También es el jefe editorial de la revista virtual internacional Spirit of Ma’at http://www.spiritofmaat.com que cuenta con aproximadamente un millón de visitas cada año.

Drunvalo viaja por todo el mundo y ha impartido talleres, seminarios y conferencias sobre geometría sagrada, campos de energía humana, espiritualidad, meditación y vivir en el corazón en 45 países. Sumeditación con los ángeles y su trabajo con el prana y la energía sanadora han ayudado a decenas de miles de personas. Su investigación en la tercera dimensión con productos naturales y métodos para ayudar a sanar la Madre Tierra y todas las formas de vida es también un punto central en su vida. Puedes encontrar más sobre él en http://www.drunvalo.net

 

 

LA BIOLOGÍA DE LA CREENCIA – – del Dr. Bruce H. Lipton –

LA BIOLOGÍA DE LA CREENCIA

 Viviendo las lecciones celulares
Utilizando estas comunidades celulares como modelos, llegué a la conclusión de que no somos las víctimas de nuestros genes, sino los dueños y señores de nuestros destinos, capaces de forjar una vida llena de paz, felicidad y amor. Probé mi hipótesis con mi propia vida a instancias de mis oyentes, quienes me preguntaban por qué mis ideas no me habían hecho más feliz. Y tenían razón: necesitaba integrar mi nueva percepción biológica en mi vida diaria. Supe que lo había logrado cuando, durante una resplandeciente mañana de domingo en el Big Easy, una camarera de la cafetería me dijo:

«Cielo, eres la persona más feliz que he visto en mi vida. Dime, muchacho, ¿por qué eres tan feliz?».
Me quedé desconcertado ante su pregunta, pero de todas formas barboté:
«¡Estoy en el paraíso!».
La camarera meneó la cabeza de lado a lado sin dejar de mascullar y después procedió a tomar nota de lo que quería para desayunar. Pues bien, era cierto. Era feliz, más feliz de lo que había sido en toda mi vida.
Quizá alguno de los lectores más críticos se muestre escéptico ante mi afirmación de que la Tierra es el paraíso, ya que la definición de paraíso también incluye la morada de la deidad y la de los bienaventurados difuntos.
¿De verdad creía que Nueva Orleans, o cualquier otra ciudad grande, era una parte del paraíso? Mujeres y niños harapientos sin hogar viviendo en callejones; un aire tan cargado que uno no sabe si las estrellas existen de verdad; ríos y lagos tan contaminados que sólo inimaginables y «espeluznantes» formas de vida pueden habitados. ¿La Tierra es el paraíso? ¿Acaso Dios vive allí? ¿Conoce él a esa deidad?
Las respuestas a esas preguntas son: sí, sí y creo que sí.
Bueno, para ser totalmente sincero, debo admitir que no conozco a Dios por entero, ya que no os conozco a todos vosotros. Por el amor de Dios, ¡hay unos seis mil millones de personas en el mundo! Y si he de ser aún más sincero, tampoco conozco el nombre de todos los miembros de los reinos, tanto animal como vegetal, aunque creo que también forman parte de Dios.
Parafraseando las imperecederas palabras de Tim Allen en su teleserie Un chapuzas en casa: «¡Paaaara el carro! ¿Acaso está diciendo que los humanos son Dios?». Bueno … pues sí. Y claro está que no soy el primero que lo dice. El Génesis dice que estamos hechos a imagen y semejanza de Dios. Sí, el racionalista que os habla está citando ahora a Jesús, a Buda y a Rumi. He vuelto al punto de partida y he pasado de ser un científico reduccionista enfrentado a la vista a ser un científico espiritual. Estamos hechos a imagen y semejanza de Dios y es necesario que volvamos a introducir el espíritu en la ecuación si queremos mejorar nuestra salud mental y física. Puesto que no somos maquinas bioquímicas indefensas, el hecho de zamparnos una pastilla cada vez que nos encontramos mal física o mentalmente no es siempre la respuesta. Los fármacos y la cirugía son herramientas poderosas cuando no se utilizan en exceso, pero la idea de que los medicamentos pueden curarlo todo es, en esencia, errónea. Cada vez que se introduce un fármaco en el organismo para corregir una función A, se alteran inevitablemente las funciones B, C o D. No son las hormonas ni los neurotransmisores producidos por los genes los que controlan nuestro cuerpo y nuestra mente; son nuestras creencias las que controlan nuestro cuerpo, nuestra mente y, por tanto, nuestra vida… ¡OH, vosotros, hombres de poca fe!

 

Los tiempos finales Escrito por KRION ,de Lee Carroll Sábado, 29 de Enero de 2011 19:43

LOS TIEMPOS FINALES
Escrito por KRION ,de Lee Carroll
Sábado, 29 de Enero de 2011 19:43
“Durante los siglos anteriores, no pudieron ustedes conte­ner la plena «responsabilidad» de su propia entidad, y no pu­dieron llevarla con ustedes. Sólo una parte de ella. Los cen­tros de energía y los temploscontuvieron el equilibrio de su poder colectivo. Una de sus culturas transitorias que más han durado llegó incluso a llevar la energía con ella de un lugar a otro. La importancia de los templos en la historia muy anti­gua de la Tierra fue mucho más elevada de lo que es en la actualidad, puesto que fueron de hecho los verdaderos centros espirituales de poder, y tuvieron manifestaciones físicas para demostrarlo así.

Actualmente, cuando se encarnan cada vez en el plano de la Tierra, existe un breve descanso en el que se conoce y se comunica con la totalidad, y se planifica para su próxima ex­presión o lección. Su plan viene determinado a menudo di­rectamente por lo que ocurrió durante la última expresión. A eso le han llamado ustedes el karma. Se forma un contrato, o plan acerca de lo que se aprenderá y experimentará al iniciar la siguiente expresión. A menudo, sólo se encarna usted du­rante un breve período de tiempo, se muere mientras se es un niño, o se termina muy pronto a consecuencia de una enfer­medad o de un accidente. Eso quizá le parezca algo cruel, o algo ilógico con lo que no puede estar de acuerdo, pero es apropiado y es correcto para la totalidad. El momento en que se encarnará de nuevo viene determinado por el grupo de lec­ción que le rodea, algunos todavía sobre la Tierra y otros no. En ocasiones, su encarnación se efectúa exclusivamente para la expresión de otro y es rápida.

Esto parecería indicar que aquí funciona algún tipo de pre­destinación. Pero no es así. ¡Créame! Eso es algo que se ha malinterpretado.

Todas las encarnaciones son como capas limpias con un propósito general (el karma) y diversas «puertas» de acción ofrecidas durante el transcurso del ciclo (el plan contratado). El karma puede quedar satisfecho o no. Si no lo está, enton­ces dispondrá de otra oportunidad a través de otra expresión (encarnación). Un individuo puede abrir o no cualquiera de las puertas de acción ofrecidas por el contrato; depende del individuo, y del lugar en que se encuentre su propio creci­miento en ese momento. Todo esto se interrelaciona con todas las demás entidades situadas alrededor de su propia expre­sión. Como grupo planetario, han pasado ustedes por muchas de las puertas correctas. Lo han hecho así colectivamente, si­tuados en su propio lado del velo, y eso ha tenido como resultado una elevación de la totalidad. Una vez más, hay que felicitarles por ello. Puedo atestiguar que eso no siempre ha sido así en el universo. Tuvieron ustedes diversas oportunida­des para fracasar, y pasaron bien por ellas.

Acerca de mi trabajo: los campos magnéticos son muy im­portantes para su biología. Además, los campos magnéticos pueden afectar (y afectan) a su propia conciencia espiritual. El campo magnético de su planeta es necesario para su pro­pia salud biológica, y se halla exquisitamente sintonizado para encajar dentro de su esquema espiritual.

El campo magnético de su planeta fue cuidadosamente si­tuado para garantizar su salud, y el aprendizaje de sus leccio­nes. Mire a su alrededor. ¿Qué otros planetas encuentra dota­dos de campos magnéticos? No es una fuerza que ocurra de modo natural. Fue colocada a propósito y con mucho cuidado. Ustedes no han podido abandonar su planeta a suficiente dis­tancia o durante el tiempo suficiente como para darse cuenta de este hecho, pero cuando lo hagan, deben llevar consigo un campo para poder mantener la cordura y la salud, y tiene que ser correcto. Eso es algo básico para los humanos. Si encuen­tran otro planeta dotado de un campo magnético, será uno de los principales aspirantes para la vida biológica, o para su lle­gada en el futuro, o como «indicador» de que allí existió vida. No importa cuál sea la verdadera biología de la forma que ad­quiera la vida, tendrá que ser polarizada para que tenga signi­ficación espiritual. Tenga en cuenta lo siguiente: CUANTO MÁS ALEJADO SE ENCUENTRE ALINEADO EL CAMPO MAGNÉTICO CON RESPEC­TO AL EJE DE LA ROTACIÓN PLANETARIA, TANTO MÁS ILUMINADA SERÁ LA FORMA DE LA VIDA. Esto no es más que parte del proceso, y constituye una de las señales que hay que buscar.

La electricidad lo rodea por completo y ya empiezan a darse cuenta de los efectos negativos que tienen sobre su sa­lud los campos magnéticos creados artificialmente. Debe proteger su cuerpo de todos los campos magnéticos artificia­les. Disponen de la tecnología necesaria para hacerlo, y debe­ría protegerse a sí mismo. Algunas de las enfermedades que son típicas de su opulenta sociedad occidental, son un resul­tado directo de los numerosos campos magnéticos artificiales que les rodean.

Desde hace años han comprendido que los procesos bási­cos de pensamiento de sus mentes son eléctricos (y que, por lo tanto, tienen propiedades magnéticas). También compren­den que toda su biología, desde los nervios hasta los múscu­los, tiene un funcionamiento electroquímico. Cada órgano de su cuerpo está «equilibrado» magnéticamente (polarizado) y es sensible a los campos exteriores. Los problemas con el cerebro, la tiroides, el corazón, los riñones y las glándulas adrenales son sospechosos de experimentar perturbaciones mag­néticas. Los psíquicos son capaces de «leer» su propio campo magnético personal (cada uno de ustedes dispone de uno). Más exactamente, perciben el equilibrio de su campo. Y sus médicos fijan rutinariamente hilos eléctricos a su cuerpo para registrar sus impulsos electromagnéticos.

Le ruego que comprenda que lo mejor que puede hacer por sí mismo consiste en PROTEGERSE. Permita que las propie­dades magnéticas del planeta realicen el trabajo por su salud.

Algo que debería ser evidente para usted fue protegido una vez más por sus propios implantes. EL MAGNETISMO ES EL «COLCHÓN» EN EL QUE HA ESTADO SITUADA LA CONCIENCIA Y LA BIO­LOGÍA HUMANAS DURANTE TODA SU EXISTENCIA. Es matemático y ha sido diseñado (y también se relaciona con su sistema de implante). Si ya se ha dado cuenta de esto, y si le ha dado an­teriormente credibilidad sobre su planeta, ahora habrá com­prendido muchas de sus enfermedades, que estarán dormidas. Pero tiene que equilibrar magnéticamente lo que se introduce en su cuerpo. ¿Cómo se le ha escapado eso por alto? ¿Colocaría grandes imanes en una zona exquisitamente sintonizada y polarizada? LA ENFERMEDAD INMUNOLÓGICA CONTRA LA QUE AHORA LUCHAN SOBRE LA TIERRA ES CONTROLABLE MAGNÉTICAMENTE. PASE MÁS TIEMPO DEDICADO A ALTERAR LAS PROPIEDADES MAGNÉTI­CAS Y VEA LO QUE SUCEDE. Vuelva a polarizarla y compruebe su virilidad. Quizá se sienta sorprendido por lo que descubra.”