RSS

Archivos Mensuales: enero 2012

EL ULTIMO VIAJE – UNA PELÍCULA SOBRE LA MUERTE Y EL MÁS ALLÁ


El ultimo viaje hacer clic para ver el video.

CUANDO YA NO TIENES MIEDO DE MORIR, TAMPOCO TIENES MIEDO DE VIVIR


¿Hay vida después de la muerte? ¿Qué pasa cuando dejamos este mundo? ¿Existe el más allá? La naturaleza de la muerte es uno de los grandes misterios que nos acompañan toda la vida. En este documental viajaremos al más allá en busca de una nueva visión sobre la relación entre la vida y la muerte para descubrir que nuestras vidas están conectadas con la inteligencia infinita del universo y que solo lo infinito nos lleva hasta el ahora, hasta este momento.


Director: Jay Weidner
Nacionalidad: USA
Duración: 1h 32min.


Con: NEALE DONALD WALSCH, BRIAN WEISS, GREGG BRADEN, ALBERTO VILLOLDO


Brian Weiss es médico y psiquiatra. Se licenció por la Universidad de Columbia y cursó estudios de postgrado en medicina en Yale. Fue jefe de residentes del Departamento de Psiquiatría de la Facultad de Medicina de Yale y actualmente es presidente honorífico del Departamento de Psiquiatría del Mount Sinai de Miami.


Gregg Braden, experto en Ciencias de la Tierra y dedicado anteriormente al diseño de sistemas informáticos, es en la actualidad escritor y guía de viajes a lugares sagrados de todo el mundo. Él y su esposa reparten su tiempo entre la soledad de las montañas del norte de Nuevo México y las costas del sur de Florida.

Neale Donald Walsch, el célebre autor de los tres volúmenes del best seller “Conversaciones con Dios“. Nació en Milwaukee, Estados Unidos de América, el 10 de septiembre de 1943, y creció al interior de una familia católica romana, que le animó en su búsqueda por la verdad espiritual. Estudió la Biblia, the Rig Vedá, la Upanishads. Sus libros, según él, no están atados, ni son secuelas, son inspirados por Dios y pueden ayudar a una persona a relacionarse con él desde una perspectiva moderna. Creó el Equipo Humanidad como un movimiento espiritual cuyo propósito es comunicar e implantar Nuevas Creencias Espirituales, particularmente la de que todos somos Uno con Dios y Uno con la Vida, en el estado de existencia global compartida.

Anuncios
 

ADN y EMOCIONES por Gregg Braden y La Reconexion

ADN y EMOCIONES por Gregg Braden y La Reconexion.

 
 

ADN y EMOCIONES por Gregg Braden y La Reconexion

Experimento realizado por el Instituto Heart Math y el documento que lo soporta tiene este título: Efectos locales y no locales de frecuencias coherentes del corazón y cambios en la conformación del ADN ( No se fijen en el titulo, la información es increíble).

Este experimento se relaciona directamente con la situación con el ántrax. En este experimento se tomo el ADN de placenta humana ( la forma más prístina de ADN) y fue colocado en un recipiente donde se podía medir los cambios del mismo. Se distribuyeron 28 muestras en tubos de ensayo al mismo número de investigadores previamente entrenados. Cada investigador había sido entrenado a generar y SENTIR sentimientos, y cada uno de ellos podían tener fuertes emociones.

Lo que se descubrió fue que el ADN CAMBIO DE FORMA de acuerdo a los sentimientos de los investigadores.
1. Cuando los investigadores sintieron gratitud, amor y aprecio, al ADN respondió RELAJÁNDOSE y sus filamentos estirándose. El ADN se hizo más largo.
2. Cuando los investigadores SINTIERON rabia, miedo o estrés, el ADN respondió APRETÁNDOSE. Se hizo más corto y APAGÓ muchos de los códigos. ¿alguna vez se han sentido “descargados” por emociones negativas? ahora saben porque sus cuerpos también se descargan. Los códigos del ADN se conectaron de nuevo cuando los investigadores tuvieron sentimientos de amor, alegría, gratitud y aprecio.
Este experimento fue posteriormente aplicado a pacientes con VIH positivos. Ellos descubrieron que los sentimientos de amor, gratitud y aprecio crearon 300.000 veces mayor RESPUESTA INMUNE que la que tuvieron sin ellos. Así que aquí tenemos una respuesta que nos puede ayudar a permanecer con salud, sin importar cuan dañino sea el virus o la bacteria que este flotando alrededor. Manteniendo los sentimientos de alegría, amor, gratitud y aprecio.
Estos cambios emocionales fueron más allá de ser efectos electromagnéticos. Los individuos entrenados para sentir amor profundo fueron capaces de cambiar la forma de su ADN. Gregg Braden dice que esto ilustra una nueva forma de energía que conecta toda la creación. Esta energía parece ser una RED TEJIDA ESTRECHAMENTE que conecta toda la materia. Esencialmente podemos influenciar esa red de creación por medio de nuestra VIBRACIÓN. Este alargamiento de las hebras es lo que hace la RECONEXIÓN

 
5 comentarios

Publicado por en enero 25, 2012 en Uncategorized

 

Etiquetas: ,

Porqué hacemos cáncer? 2008-10-28 – Portal Adama

Después de muchos años de decirle a la gente que la quimioterapia es la única manera de tratar (tratar literalmente) y eliminar el cáncer, John Hopkins finalmente está empezando a decirle la gente que hay alternativas.

1. Toda persona tiene células cancerígenas en el cuerpo. Estas células no se ven en los chequeos regulares hasta que se han multiplicado a unos pocos billones. Cuando los doctores les dicen a los pacientes de cáncer que no hay más células cancerígenas después del tratamiento, solo significa que los chequeos no las detectan porque ellas no han llegado a un tamaño detectable.

2. Las células de cáncer ocurren 6 de 10 veces en la vida de las personas.

3. Cuando el sistema inmunológico de una persona es fuerte, las células cancerígenas serán destruidas y se prevendrá la multiplicación y formación de tumores.

4. Cuando una persona tiene cáncer, esto indica que esa persona tiene muchas deficiencias de nutrición. Esto puede ocurrir por diferentes motivos como genéticas, de medio ambiente, alimenticios y por modo de vida.

5. Para resolver esas muchas deficiencias de nutrición, el cambiar de dieta e incluir suplementos es imprescindible para reforzar el sistema inmunológico.

6. La quimioterapia en realidad envenena las células de cáncer pero también destruye las células sanas de la medula espinal como así también del intestino y eso produce daño en los órganos como el hígado, riñones, corazón y pulmones.

7. La radiación cuando destruye las células cancerígenas también quema y daña a las células sanas, y los órganos así como también los tejidos.

8. El tratamiento inicial de quimioterapia y radiación muchas veces reduce el tamaño de los tumores. Pero prolongado uso de la quimioterapia y la radiación no tiene como resultado la destrucción total de los tumores.

9. Cuando el cuerpo tiene muchas toxinas debido a la quimioterapia y la radiación el sistema inmunológico está comprometido o destruido, por eso las personas pueden sufrir varios tipos de infecciones y complicaciones.

10. Quimioterapia y la radiación puede causar la mutación de las células cancerígenas, que se resistan y se haga difícil su destrucción total.

11. La cirugía puede también provocar la invasión de las células a otros órganos.

12. Una manera efectiva de combatir el cáncer es no darle de comer a las células cancerígenas con aquellos alimentos que necesita para multiplicarse.

13. Las Celulas de Cancer se alimentan de…..
a) AZUCAR es un alimento del cáncer. No consumiendo azúcar se corta uno de los más importantes elementos de las células cancerígenas. Existen sustitutos del azúcar como sacarina pero esos están hechos con Aspartame y es muy nocivo. Un mejor sustituto del azúcar es miel de manuka o melaza pero en pequeñas cantidades. La SAL tiene un químico que se le agrega para que se vea blanca. Una mejor alternativa para la sal es la sal de mar o sales vegetales.
b) LECHE causa al cuerpo la producción de mucus, especialmente en el conducto intestinal. Las células cancerígenas se alimentan de mucus, eliminando la leche y sustituyendo por leche de soya, las células de cáncer no tienen que comer por consiguiente se mueren.
c) Las células de cáncer maduran en un medio ambiente acido. Una dieta basada en CARNE ROJA es ácida, es mejor comer pescado, y un poco de pollo, en lugar de carne vacuna o cerdo… La carne además tiene antibióticos, hormonas y parásitos, que son muy nocivos, especialmente para las personas con cáncer.
d) Una dieta de 80 % de vegetales frescos y jugos, granos, semillas, nueces, almendras y solo un poco de frutas ponen al cuerpo en un ambiente alcalino. Solo un 20% se debe consumir en comidas cocidas, incluidos los porotos. Jugo de vegetales frescos proporcionan al cuerpo coenzimas que son fáciles de absorber y llegan a las células después de 15 minutos de haber sido consumidos para nutrir y ayudar a formar células sanas. Para obtener enzimas vivas que ayudan a construir células sanas se debe tratar de tomar jugos vegetales (casi todos incluido alfalfa) y comer muchos vegetales frescos 2 o 3 veces al día.

14. Evitar tomar CAFÉ, TE Y CHOCOLATE, pues tienen mucha cafeína. El TE VERDE es una mejor alternativa y tiene propiedades que combaten al cáncer. EL AGUA es mejor tomarla purificada, o filtrada para evitar las toxinas y metales pesados del agua de la canilla. Agua destilada es acida, no tomarla.

15. La proteína de la carne es muy difícil de digerir y requiere muchas enzimas. La carne que no se digiere queda en los intestinos y se putrifica y lleva a la creación de mas toxinas.

16. Las paredes de las células de cáncer están cubiertas por una proteína muy dura. Evitando de comer carne estas paredes liberan mas enzimas que atacan las proteínas de las células de cáncer y permite al sistema inmunológico destruir las células cancerígenas.

17. Algunos suplementos ayudan a reconstruir el sistema inmunológico ( Floressence, Essiac, anti-oxidantes, vitaminas, minerales, EFAs (aceite de pescado) para ayudar a las células a luchar y destruir las células cancerígenas. Otros suplemento como la vitamina E son muy conocidas porque causan apoptosis, el método normal del cuerpo de eliminar las células innecesarias o defectuosas.

18. Cáncer es una enfermedad de la mente, el cuerpo y el espíritu. Una mas activa y positiva actitud ayudara a combatir al enfermo de cáncer a convertirse en un sobreviviente. La rabia, la incomprensión, el no perdonar pone al cuerpo en una situación de estrés y en un medio ambiente acido. Aprender a tener un espíritu amable y amoroso con una actitud positiva es muy beneficioso para la salud. Aprender a relajarse y disfrutar de la vida.

19. Las células de cáncer no pueden vivir en un ambiente oxigenado. Ejercicio diario, y respiración profunda ayuda a recibir mas oxigeno hasta niveles celulares. Terap ia de oxigeno es otro elemento que ayuda a destruir las células de cáncer.

20. No contenedores de plástico en el microondas.

21. No botellas de agua en el freezer.

22. No papel plástico en el microondas.

23. Químicos como las dioxinas causan cáncer, especialmente de seno. Dioxina es muy destructiva especialmente para las células del cuerpo.

24. No ponga en el freezer sus botellas de agua de plástico ya que el plástico elimina dioxina y envenena el agua.

25. Recientemente, el doctor Edward Fujimoto, Wellnes Program Manager at Castle Hospital, estuvo en un programa de televisión y explico el peligro de la dioxina. El dijo que no tenemos que poner contenedores de plástico en el microondas. Especialmente las comidas que tienen grasas, El dijo que la combinación de grasa y calor fuerte con el plástico elimina dioxina dentro de la comida y por consiguiente luego a nuestro cuerpo. En su lugar se puede usar vidrio, como Pirex o cerámica para calentar la comida.

26. Y lo más importante, más allá del alimento físico, está el alimento de nuestras emociones y sentimientos y se ha demostrado que situaciones dolorosas vividas en soledad, aislamiento y silencio terminan generando un cáncer. El Dr. Hamer, médico Alemán ha demostrado como estas situaciones generan focos interferentes en el cerebro que a su vez van dañando los órganos y generando cáncer. Sanar la vida, sanar nuestro pasado, nuestras relaciones y mejorar nuestro carácter es CLAVE para no generar cáncer.

27. Las nuevas medicinas, como la SINTERGETICA, proponen una solución integral al ser para que desde su contexto: físico, emocional, mental y espiritual, pueda sanar su vida!

Pongámoslo en práctica!!!

 

Dieta anticancer.

El médico David Servan-Schreiber explica en ‘Anticáncer’ el papel de la comida en la prevención del cáncer.

David Servan-Schreiber es, además de autor de libros de divulgación, neurólogo y psiquiatra. Conoce bien el cáncer. Como médico ha diagnosticado muchas veces distintas enfermedades, incluidas neoplasias. Como paciente ha sobrevivido a un tumor cerebral y a una posterior recaída. La primera vez que trató su enfermedad se centró en los tratamientos tradicionales de quimioterapia y radioterapia. Siete años más tarde, cuando su cáncer se reprodujo, decidió poner todo lo que estaba en su mano para ayudar a los tratamientos convencionales.

De aquella lucha nació Anticáncer. Una nueva forma de vida (Espasa-Calpe). “Cuando nos diagnostican un cáncer, los pacientes nos centramos en el tratamiento, pero me di cuenta de que yo también podía ayudarme a mí mismo, controlando qué comía y contando con el apoyo de mi familia y de otras personas que estuviesen viviendo una experiencia parecida”, recuerda. El autor dedicó muchos meses a estudiar y recopilar publicaciones científicas sobre cáncer, entrevistar a los investigadores más punteros y analizar terapias complementarias, no sustitutivas (de hecho, advierte del peligro de confiar en “charlatanes” que se alejen de las terapias convencionales), basadas en los alimentos y la vida sana. “Se cree que tener cáncer es una ruleta rusa, o sólo genética, pero tiene mucho que ver con nuestro estilo de vida, no es una casualidad que la población de los países más ricos sea la que más enferma de cáncer”, advierte Servan.

Los últimos datos de la Organización Mundial de la Salud le dan la razón. La población de los países occidentales más industrializados es la que más sufre el cáncer. Bélgica, Alemania, Suiza y Estados Unidos se sitúan a la cabeza de la lista. Aunque los expertos atribuyen esta mayor incidencia al envejecimiento de la población (el cáncer es una enfermedad más común en personas mayores), Servan-Schreiber destaca tres factores que han alterado el mundo en los últimos 50 años: la adición a la alimentación de grandes cantidades de azúcar sumamente refinado; los cambios en los métodos agrícolas y ganaderos y, como consecuencia de esto, una transformación de los alimentos, que han incorporado una gran cantidad de productos químicos que no existían antes de 1940.

El autor recoge que si bien hoy en día todo el mundo sabe que es bueno comer frutas y verduras, en general no se sabe qué tipo de alimento ayuda a qué proceso, salvo en casos muy típicos, como que la vitamina C de las naranjas es buena para los resfriados. Explica que la clave de la alimentación está en el equilibro. Defiende que un alimento no es malo en sí mismo y subraya que el problema radica en que muchas personas sólo comen carne y nunca prueban otras cosas.

El libro recoge las conclusiones de numerosos estudios sobre las propiedades de muchos alimentos, desde los antiinflamatorios y los que estimulan el sistema inmune hasta los que provocan la muerte de las células cancerígenas, publicados en las principales revistas científicas internacionales, como Nature y Science.

En Anticáncer subraya cinco consejos fáciles de seguir, aunque poca gente lo hace, que reducen hasta cuatro veces la posibilidad de desarrollar un cáncer, porque fortalecen el cuerpo y aumentan las defensas naturales. Bastaría con realizar 30 minutos de ejercicio al día o tener un trabajo activo, no fumar, no beber más de dos vasos de vino en una jornada y comer cinco piezas de fruta al día.

Atención al paciente

Además de instar a los pacientes a seguir el tratamiento al pie de la letra, cada vez más médicos apelan al papel de la familia o de las terapias de grupo como parte de la recuperación del enfermo. “Hace 30 años, por ejemplo, cuando un oncólogo hablaba con una paciente con cáncer de mama, se centraba únicamente en explicarle el tratamiento, pero, en muchos casos, no le decía a la mujer que podía perder el pelo o engordar más de 10 kilos, porque no le daban importancia a esas cosas. Hoy eso es impensable, ya que los médicos hemos entendido que para muchos enfermos esos cambios físicos son la peor

parte del proceso”, cuenta el especialista. Servan-Schreiber planea ahora crear una fundación para financiar estudios científicos en cualquier parte del mundo. La única condición será que aborden la relación entre nutrición, ejercicio o procesos psicológicos y el cáncer. “Son estudios a los que hasta ahora no se les ha hecho mucho caso, porque no implican una patente, un beneficio económico directo”, asegura. El libro cuenta que desarrollar un medicamento anticáncer cuesta entre 500 y 1.000 millones de dólares; lo mismo que puede reportar luego anualmente en beneficios a la empresa propietaria de la patente. Pero la inversión no es rentable para demostrar la utilidad del brécol, de las frambuesas o del té verde, que no se pueden patentar.

El médico y escritor David Servan-Schreiber,después de la entrevista. – Gabriel Pecot

Algunos alimentos saludables y sus propiedades

‘Anticáncer’, el libro de David Servan-Schreiber, se ha editado ya en 34 países. En Francia, país de origen del autor, se agotaron las existencias de cúrcuma pocas semanas después de su salida. Éstas son algunas propuestas de alimentación saludable incluidas en este trabajo de divulgación.

Té verde japonés: Es rico en polifenoles, que reducen el crecimiento de nuevos vasos sanguíneos, necesarios para el desarrollo del tumor y para la metástasis.

Cúrcuma: el antiinflamatorio más potente que se conoce , ayuda a estimular la muerte de las células cancerígenas (en la imagen, cúrcuma molida).

Jengibre: antiinflamatorio y antioxidante, actúa contra determinadas células cancerosas.

La col y el brécol: contienen sulforafano e indo-3-carbinoles, dos moléculas que son capaces de eliminar ciertas sustancias cancerígenas.

Ajo, cebolla, puerro, chalota y cebolleta: sus compuestos de azufre promueven la muerte celular en muchos tipos de cáncer y además regulan los niveles de azúcar en sangre, lo que repercute en la reducción del crecimiento de las células cancerígenas.

Zanahorias, ñame, batata, calabacín amarillo, calabaza: contienen vitamina A y licopeno, que inhiben el crecimiento de las células cancerosas.

 

 
Deja un comentario

Publicado por en enero 8, 2012 en Alma, Salud, Uncategorized

 

“El Campo”, de Lynne Mc Taggart

Algunos fragmentos esenciales del libro titulado “El Campo”, de Lynne Mc Taggart, acerca de la energía y el Campo Cuántico…

(…) Durante varias décadas, en todo el mundo, respetados científicos de muy diversas disciplinas han llevado a cabo experimentos bien diseñados cuyos resultados dejan perplejos a los biólogos y a los físicos. En conjunto, estos estudios nos ofrecen abundante información respecto a la fuerza central organizadora que gobierna nuestros cuerpos y el resto del cosmos.

Sus descubrimientos sólo pueden clasificarse como asombrosos. En nuestro aspecto más elemental, no somos una reacción química, sino una carga energética. Los seres humanos y todos los seres vivos son una configuración energética dentro de un campo de energía conectado con todas las demás cosas del mundo. Este campo de energía pulsante es el motor central de nuestro ser y de nuestra conciencia, el alfa y el omega de nuestra existencia.

No existe una relación dual yo / no yo entre nuestros cuerpos y el resto del universo, sólo hay un campo energético subyacente. Este campo es responsable de las funciones más elevadas de nuestra mente, y es la fuente de información que guía el crecimiento de nuestros cuerpos. Es nuestro cerebro, nuestro corazón, nuestra memoria: es en todo momento un anteproyecto del mundo. Más que los gérmenes o los genes, el Campo es la fuerza que determina finalmente si estamos sanos o enfermos, y es la fuerza con la que debemos contactar para curarnos. Estamos vinculados e involucrados, somos inseparables de nuestro mundo y nuestra única verdad fundamental es nuestra relación con él. El campo, como dijo Einstein sucintamente en una ocasión, es la única realidad (…)

(…) Sólo podemos entender el universo como una trama de interconexiones. Las cosas que estuvieron alguna vez en contacto siguen estando en contacto a lo largo del espacio y del tiempo. Evidentemente, el tiempo y el espacio mismo parecen construcciones arbitrarias, inaplicables a este nivel de la realidad. Todo lo que aparece –hasta donde el ojo puede ver— es el gran paisaje del aquí y ahora (…)

A diferencia de la visión del mundo propuesta por Newton o Darwin, la suya es una visión que potencia la vida. Éstas son ideas que pueden fortalecernos, ideas que implican control y orden. No somos simples accidentes de la naturaleza. Hay propósito y unidad con relación a nuestro mundo y a nuestro lugar en él, y nosotros tenemos algo importante que decir. Lo que hacemos y pensamos importa: de hecho, nuestra participación es crucial en la creación de nuestro mundo. Los seres humanos no estamos separados unos de otros. Ya no cabe separación entre nosotros y ellos. Ya no estamos en la periferia del universo mirando desde fuera. Podemos asumir nuestro justo lugar, volvemos a estar en el centro del mundo.

La ciencia sólo puede ser un proceso de comprender nuestro mundo y de comprendernos a nosotros mismos, y no un conjunto fijo de reglas eternas. Con la llegada de lo nuevo, a menudo es necesario descartar lo viejo.
El Campo es la historia de esta revolución en ciernes. Como muchas revoluciones, empezó con pequeños brotes de rebelión que han ido acumulando fuerza e impulso individual –una innovación en un área, un descubrimiento en otra— más que ser un gran movimiento unificado de reforma. Aquí hablamos de hombres y mujeres que trabajan en laboratorios y, aunque son conscientes de la labor de los demás, a menudo les disgusta aventurarse más allá de la experimentación para examinar todas las implicaciones de sus descubrimientos, y no siempre disponen del tiempo necesario para comparar sus resultados con los de otros estudios científicos que van saliendo a la luz. Cada científico ha emprendido un viaje de descubrimiento, y cada uno de ellos ha descubierto una parcela de tierra, pero nadie ha tenido el atrevimiento de declararla un continente.

***

Más que un universo de certeza estática, al nivel más fundamental de materia, el mundo y sus relaciones son inciertos e imprevisibles, un estado de puro potencial, de infinitas posibilidades.
Los científicos (…)

***

Un verdadero explorador lleva adelante la exploración aunque le lleve a un lugar que no tenía planeado visitar.

La cualidad más importante que todos estos investigadores tienen en común es que están dispuestos a suspender sus creencias y a mantenerse abiertos al verdadero descubrimiento, aunque ello suponga poner en cuestión al orden de cosas existente, alienarse de sus colegas o abrirse a la censura y a la ruina profesional. Ser un revolucionario en la ciencia actual es coquetear con el suicidio profesional. Por más que se anuncia que se fomenta la libertad de investigación, toda la estructura de la ciencia, con su sistema de becas altamente competitivo, junto con el sistema de publicaciones y supervisión, dependen en gran medida de que los individuos se conformen a las visiones aceptadas por el mundo científico. El sistema anima a que los profesionales lleven a cabo experimentos cuyo propósito fundamental consiste en confirmar la visión existente de las cosas, o seguir desarrollando la tecnología con fines industriales, en lugar de estar al servicio de la verdadera innovación.

Todos los que han trabajado en estos experimentos han tenido la sensación de estar en el límite de algo que iba a transformar lo que entendemos sobre la realidad y el ser humano, pero al mismo tiempo eran científicos de vanguardia, funcionando sin brújula. Había una serie de ellos que, trabajando independientemente, habían dado con trocitos del rompecabezas y tenían miedo de comparar notas. No había un lenguaje común porque sus descubrimientos parecían desafiar el lenguaje.

No obstante, a medida que Mitchell contactaba con ellos, sus trabajos separados empezaron a configurarse como una teoría alternativa de la evolución, de la conciencia humana y de la dinámica de todos los seres vivos. Ofrecía la mejor esperanza de una visión unificada del mundo, basada en la experimentación real y en ecuaciones matemáticas, y no en simples teorías. El papel de Ed consistió en hacer las presentaciones, financiar algunas investigaciones y usar su posición de héroe nacional para dar a conocer los trabajos, convenciendo a los científicos de que no estaban solos.

Todo el trabajo convergió en un único punto: que el yo tenía un campo de influencia en el mundo y viceversa. También había otro punto de acuerdo común: todos los experimentos que se estaban llevando a cabo clavaron una estaca en el corazón mismo de las teorías científicas existentes.

***

Estos resultados ofrecieron a Braud algunas claves importantes sobre la naturaleza de la influencia remota. Estaba claro que los seres humanos somos capaces de influir en otros seres vivos a muchos niveles: actividad muscular, actividad motora, cambios celulares, actividad del sistema nervioso… Estos estudios sugerían otra posibilidad curiosa: la influencia aumentaba en función de la implicación del influenciador y en función de cuánto le importaba el objeto de su influencia. Los efectos más reducidos fueron los del estudio de los peces, aumentaron en los experimentos relacionados con los gerbos, aumentaron todavía más en los experimentos con células humanas, y llegaban al máximo cuando los sujetos trataban de influir en otros seres humanos. Pero el mayor efecto de todos se producía cuando la persona influida necesitaba verdaderamente el efecto. Los que necesitaban algo –tranquilizarse, enfocar la atención…— parecían más receptivos a la influencia que los demás. Y lo más extraño de todo: la influencia de un sujeto sobre otro sólo era marginalmente menor que su influencia sobre sí mismo.
***

(El Campo, de Lynne Mc Taggart, Editorial Sirio, 2006)

 

Etiquetas:

Manifiesto de Ambar del Alma para el 2012

Nos miramos el corazón. Con los ojos cerrados descubrimos ese camino claroscuro de la fuerza del corazón. Respiraremos calladitos, dejaremos que nuestros maestros hablen. Seremos fieles guardianes de entender que nos abrimos paso a una nueva manera de entendernos, cambiarán muchas cosas o al menos creemos eso. Sabemos que las evidencias nos anuncian una nueva manera de ser, pero depende de nosotros mismos en tres niveles: los nuestros, que nos mantengamos unidos en nuestras oraciones; los otros que seguirán creando la dualidad entre el miedo y el éxito del oro; y los alejados, los que esperan que todo eso no suceda, y si sucede, ya tienen planes para creer que tuvieron algo que ver. Cerraremos los ojos y sólo sentiremos, sólo nos dejaremos llevar por el pausar de la respiración para descubrir ese secreto. Dicen que los dioses escondieron el secreto de la humanidad en un lugar demasiado obvio y demasiado secreto. No fue bajo las montañas ni los océanos, no fue en profunda cavernas ni en bosques frondosos. Como no hallaban dónde dejar el secreto de los misterios humanos, decidieron esconderlo dentro de nosotros mismos, en el corazón. Estamos en eso, respirando nuestro secreto para ver esa pequeña luz turquesa que nos dará el sendero de la verdad.

El camino que nos viene nadie sabe realmente que sucederá. Lo que sí sabemos es que tiene un destino. Sabemos que estamos allí, en el punto de partida, y a veces de término. Estamos donde nos dejaron y donde comenzaremos nuevamente. Estamos y somos los que quedamos y sabemos que todos fuimos invitados. Estamos listos para entregar ese corazón al todo con todas las ganas, sin saber realmente qué sucederá. Estamos, simplemente presentes como alumnos empeñosos que huyen al fracaso, porque estamos dispuestos y entregados a los destinos de la profunda ceguera de los mañanas.

Dispuestos y alegres, estamos comprometidos con estos mañanas. Los mañanas anunciados que huelen a nuevos comienzos para que podamos otra vez tener la oportunidad de volcar todo el talento. Con este “mañana” queremos hacer algo grande y a su vez humilde. Ya estamos con los ojos cerrados sosteniendo la paciencia y marcando el ritmo pausado de nuestra meditación.

Sí, estamos con los ojos cerrados mirándonos el corazón. Estamos dispuestos a creer firmemente que la vida está allí dentro, desafiando lo que nos han dicho que creamos: que busquemos afuera lo que debemos encontrar dentro. Nos prometieron protección externa para un miedo interno, y no te has dado cuenta despacito nos hemos arreglado para poner el miedo fuera, disfrazado de incertidumbre, dando paso a la desprotección dentro. Así hemos comprado noticieros y matutinos que se esmeran en ganar un punto más con tal de que los mires, pero han seguido esa tendencia tecnológica de creer que en la internet está todo. Sí, creímos eso. Creímos que al leer los manuales llenaremos de advertencia nuestra ruta y sabremos qué hacer, qué decir, qué callar y qué creer al momento de no se qué. Simplemente date cuenta que estamos. Y que descubrimos el amor como antídoto al miedo. Estamos acá mirando nuestro interior con ganas de saber de qué color será la estrella que aparece sutil y tenazmente en la oscuridad tras mis párpados.

Mejor estar callados. Mejor calmar nuestras ansiedades para dejar las cosas como estaban hace algunas décadas: dejaré de buscar afuera lo que debo encontrar dentro. Nos han hecho con tanto amor, nos han creado para custodiar una verdad tan hermosa que simplemente estamos con los ojos cerrados viendo cómo nuestra mente se cansa de ofrecerte imágenes… calma, llega esa imagen estática del espacio de la paz.

Este año estamos disponibles, pero disponibles desde el corazón. Estamos sin nada y con las manos lavadas para secar las lágrimas de los que aún buscan esa instrucción de comprender que en el corazón están todas las respuestas. Este año nos volcaremos sólo a escuchar las verdades del corazón de nuestros amigos. Este año sonreiremos a la escena del desastre para que nuestros dientes iluminen con esperanza a los desesperanzados y nuestro canto de calma animen a los temerosos de nuestro lado.

Estamos para las flores, las caminatas tomados de la mano, para escuchar esos mensajes de quienes saben escuchar el cielo, para sembrar los nuevos comienzos sin desesperanza. Estamos más presentes que nunca, contigo y conmigo también, sabiendo que todo estará bien, que en el corazón no faltará nada, y, una vez que cierres los ojos, una vez que respires suave, una vez que calmes esa voz interna, y una vez que sonrías en tu propia complicidad inocente de haber descubierto que la paz estaba dentro y no fuera en forma de medicamento o conjuro, sabrás que estamos y estás… siempre listos.

Carla y Fernando
Ambar del Alma SAC